Cuentos de la piedra

A Federico Fiorda le apasiona la geología y la literatura, por eso juntó las dos actividades y escribió “Dioptasa”, un cuento que recibió “Mención de honor” de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba.
“Es una piedra que tiene cristales verdes, es muy llamativa. Yo tengo una en casa que compré en una feria de artesanos y me pareció interesante escribir sobre eso”, dice Federico. La dioptasa es un mineral del grupo de los silicatos. Su nombre procede del griego dia y opto, que significan respectivamente a través y visión, por su transparencia, dice la definición técnica.
Y “Dioptasa” es el nombre del cuento que Federico escribió el año pasado y presentó en el Sexto Concurso Nacional de Relatos, Historietas y Cuentos Cortos “Contemos la Ciencia”, de la Academia Nacional de Ciencias de la provincia de Córdoba. En total se presentaron 152 trabajos a cargo de 389 alumnos de distintos puntos del país. El concurso es organizado anualmente por la Academia Nacional de Ciencias, institución que convocó a participar del mismo a alumnos de escuelas de nivel inicial, primario, medio y especial de Argentina. Allí, Federico obtuvo la Mención de Honor.
“La idea de escribir un cuento surgió como un entretenimiento; el tema era la piedra. Siempre fui muy apasionado con lo relacionado a las piedras y la geología, además siempre me gustó leer, sobre todo el género policial, así que fui por ese lado con la historia que presenté”, contó Federico, que tiene 15 años y cursa en el colegio de la Universidad.
Literatura, escritura, piedras, geología… Federico parece un “bicho raro” en esta era de pantallas y pokemones. Pero hace las cosas de cualquier adolescente: juega al tenis, toca la guitarra, sale con sus amigos o escucha a los Chili Peppers, a Nirvana y los Rolling Stones.Y deja volar su imaginación…
“De chiquito siempre leí muchos cuentos y me gustaba ver los distintos recursos que utilizan los escritores para contar sus historias. Para el concurso probé una mezcla de todo y quería ver cómo me iba. Es lindo saber que aprecian tu forma de escribir. El premio que recibí es salir publicado en un compilado de cuentos y está bueno también porque por ahí hoy no hay mucha gente incentivada en el ámbito de la escritura”, contó Federico.
¿Por qué elegiste el género policial para el cuento?
“En la primaria teníamos el Plan de Lectura y leíamos distintos autores. A mí me encantó El Corsario Negro y Sandokan (ambas de Emilio Salgari) y también las aventura de David Copperfield (de Charles Dickens). Eran cuentos muy descriptivos y que te llevaban exactamente al lugar donde se desarrollaba la historia. Eso me fue marcando un camino hacia el género policial”.
Y “Dioptasa” recorre esa senda de la literatura. “La historia cuenta sobre un hombre al que matan por esta piedra y el caso se va desenvolviendo con la investigación policial y demás cuestiones vinculadas al crimen. En el concurso eran diferentes categorías que nombraban por fruta, yo estaba en ‘Ciruela’, que era la de 14-15 años”, explicó.
Federico no solo escribe cuentos o historias, también canciones con su guitarra. “La verdad que no me sale forzado escribir una historia, son cosas que me pasan en el día o si veo una serie o película saco cosas de ahí, le doy mi propia versión. El cuento para el concurso pasó por dos fases, y había un final que no me convencía, así que lo cambié y quedé más conforme. Aparentemente acerté, pero quien sabe si dejaba el otro final… tal vez gustaba más y me iba mejor”, se ríe Federico.
Aunque escribir parece que puede ser una opción interesante, Federico ya tiene definido hacia dónde apuntará su futuro una vez que termine el secundario. “Seguramente voy a estudiar Geología y alguna especialización en minerales. Siempre me gustó la piedra, la roca, la naturaleza en general, así que voy a buscar las opciones por ese lado”.
‘La ciencia también puede ser contada… y contada bien. Este concurso pretende motivar a los niños y jóvenes para que investiguen algún aspecto del tema del concurso vinculado a la ciencia que los fascine, para que desarrollen una idea, usen su imaginación, y expresen sus ideas en una narración. Se trata de usar la imaginación, de ser claro y conciso, de disfrutar de la escritura, de mostrar conocimiento del tema que se describe, y ser original. No hay aspectos del tema mejores que otros: todos son importantes. La diferencia la harán las palabras que cada uno emplee para contar lo que ha elegido contar’, expresa la presentación del proyecto de la Academia cordobesa.
“Todos los años el tema del concurso va cambiando. En este caso fue la piedra, al siguiente la luz, yo mandé mi cuento el año pasado y ahora se dieron a conocer los resultados y sale la publicación”, resaltó Federico sobre un concurso que también premió a Delfina Filgueira Lima, de la Escuela Normal. En la Categoría Naranja (nivel primario) obtuvo el Primer Premio por “La Piedra viva”.
“No es que siempre escriba o tenga una rutina, por ahí pasa mucho tiempo sin que escriba una letra, es más bien un hobbie, pero ojalá siempre mantenga las ganas porque es algo muy lindo poder expresar lo que se tiene en la mente”, contó Federico, con los pies sobre la tierra y la imaginación por las nubes.

Compartir