Expresión artística de adolescentes en los Juegos Culturales

Música, pintura, teatro, danza y cuento son las disciplinas artísticas que reúnen los Juegos Culturales Evita, un espacio donde una guitarreada improvisada es ideal para acercarse y compartir un buen rato.
El grupo que llegó desde Embajador Martini e Ingeniero Luiggi conversa y pasa el tiempo. Algunos despatarrados en los sillones hacen circular los mates y cuando aparece una guitarra la música espontánea los reúne a todos. Varios chicos de Arata y Caleufú que están más apartados se integran enseguida y arrancan una zapada improvisada con ‘Spaguetti del rock’ de Divididos, ‘Hacer un puente’ de La Franela y ‘Seguir viviendo sin tu amor’ del Flaco Spinetta. Todavía falta para entrar al auditorio pero en el hall de entrada del Centro Cultural Medasur de Santa Rosa sobrevuela un aire de fogón, una atmósfera que se inunda con canciones, melodías y ganas de encontrarse.
“Para nosotros está buenísimo venir acá. La mayoría somos de pueblos chicos y la oportunidad de tener este espacio es estimulante para mostrar lo que uno hace. Además conocés gente de otros lugares y compartís muchas cosas; se genera una onda muy positiva”, dice Sabrina (17 años) que llegó desde Embajador Martini para participar en el rubro Canto Solista de la instancia provincial de los Juegos Culturales Evita, un evento anual que tiene como premio destacado el pasaje a la instancia nacional en Mar del Plata, del 22 al 27 de octubre.
Este año el lema de los Juegos Culturales es el “Bicentenario de la Independencia” y por eso quienes participaron en Pintura plasmaron obras referidas a ese hecho histórico. “Pinto desde los 7 años, siempre me gustó y nunca me había presentado, así que es una experiencia muy interesante. Está muy bueno incentivar a que los adolescentes participemos en distintas ramas del arte”, resaltó Juan Cruz (17) que viajó desde 25 de Mayo con su cuadro: una figura de un paisano tomando mate. A la espera de la mirada del jurado su obra está pegada a la de Emilia (16, de Luiggi) que también se animó a mostrar lo suyo por primera vez.
“Los cuadros que compiten están muy buenos. Para mí es positivo porque acá también nos dan talleres para aprender distintas técnicas, así que más allá del resultado te sirve para enriquecerte y aprender”, valoró Emilia, que observa como Iara y Candela se “lookean” para bailar la chacarera que trajeron preparada desde Guatraché. Ambas tienen 15 años y el gusto por el folklore lo tienen impregnado desde la cuna.
“Me parece que en la actualidad hay cada vez más adolescentes que se interesan por la música criolla, se organizan muchas peñas los fines de semana y hay una participación masiva”, asegura Candela mientras espera subir al escenario.
Las finales provinciales se disputaron del martes al jueves pasado y desde la Secretaría de Cultura de la provincia destacaron el esfuerzo para mantener los Juegos Culturales que este año estuvieron en peligro ante la posibilidad de un recorte de fondos. Por esa razón comenzaron más tarde y en cada jornada hubo de 130 a 150 chicos presentando sus distintas obras artísticas.
“El foco siempre está puesto en los Juegos Deportivos, es mucho más masivo y popular, y los Culturales como que están un poco al costado, relegados. Igual eso pasa a nivel provincial y nacional, creo que socialmente pasa eso, la cultura en general tiene un espacio bastante chico y lo mismo ocurre entre los adolescentes”, evaluó Martina (15) que desde Luiggi participó en Cuentos.
¿Qué les parece que falta para incentivar la participación cultural de los adolescentes?
“Me parece que falta más estímulo, insistir en los colegios e incentivar porque por ahí tocar la guitarra requiere un esfuerzo extra en comparación con salir al patio y patear una pelota. Por eso hay que estimular más para que se sumen más chicas y chicos a participar. Falta más difusión”, opinó Matías (17) que junto a Hugo (17) y Waldo (17), todos de Luiggi, se presentaron como conjunto musical. Junto a ellos están Matías (17), Yahir (18), Maxi (18) y Juanjo (16), un grupo que nació entre Arata y Caleufú e hizo un versión propia del clásico ‘De música ligera’ de Soda Stereo.
“Los Juegos Culturales te dan la chance de compartir, de conocer gente de otros lugares, se genera una buena onda instantánea porque alguien se pone a tocar la guitarra o cantar en cualquier lugar y todos se acercan. Por eso está bueno que se estimule la participación de más gente”, destacó Selene (18) quien junto a Tatiana (15) llegaron desde Embajador Martini para presentar una obra de teatro.
Uno de los talleres que se desarrollaron en paralelo a las finales fue el de Danza, que estuvo a cargo de Pablo Ruggeri, uno de los jurados. Todos los jóvenes que participaron de las finales en la categoría Sub 18 hicieron una coreografía en conjunto que presentaron como la frutilla del postre de las horas compartidas en el Medasur.
“Por supuesto que al clasificar a la instancia provincial el sueño de viajar a Mar del Plata es muy grande, pero va uno solo por categoría y es difícil. Igual el hecho de participar y mostrarse está muy bueno, te pone muchas pilas para seguir adelante con lo que te gusta”, dijo Iara con su vestido ya listo para la chacarera. Mientras tanto, en el pasillo de entrada sigue la guitarreada y se escucha “Va a ser hermoso hacer un puente, sobre el mar…”.

Compartir