Rap con sello pampeano

Questo Quelotro es una de las bandas de mayor crecimiento en el rock local: a fuerza de muchos recitales ya tienen sus seguidores, grabaron el primer disco y apuntan a crecer fuera de la provincia.
“‘Eh loco, aguante la milonga’, me dijo uno, pero yo creo que a algunos le llegamos con el rap”, recuerda el ‘Colo’ y lanza una carcajada al recordar la anécdota en Santa Isabel, cuando los Questo Quelotro formaron parte en marzo pasado de la quinta edición del “Atuel Rock”, un festival que a través de la música pide por el derecho pampeano al caudal del río.
En esa jornada en el oeste pampeano junto a otras bandas de gran trayectoria como Catalinatom y Alter Pop, los Questo se destacaron por lo que produjeron en vivo arriba del escenario pero también por otras cosas: llevaron un micro con sus propios fans y fueron a un colegio a compartir con los adolescentes de la zona algunos de los secretos de su fórmula de rap y rock al palo.
“Hace poco más de un año y medio que empezamos y la verdad que fue todo muy rápido. Lo de Santa Isabel ni lo dudamos cuando nos dijeron las bandas que iban, que son re grosas para nosotros, y por la causa del río que es algo que moviliza mucho. Fue espectacular y aprovechamos para ir a un colegio y hablar un poco de rap. Algunos se reían y saltó uno con lo de la milonga, pero a otros les dejamos la semilla de lo que hacemos”, cuenta Lorenzo Sánchez Ameri (20 años), más conocido como ‘El Colo’ y por su voz al frente de un quinteto que se edificó a pura polenta rockera fusionada con los disparos de ese gatillo de palabras que es el rap.
Questo Quelotro nació a fines de 2016 en el barrio Plan 5000 de Santa Rosa. El Colo se sumó a los hermanos Lautaro (21, batería) y Agustín Sánchez (27, bajo) y a Nicolás Rodríguez (29, guitarra) para que la influencia musical de cada uno se convirtiera en un combo que, en poco tiempo, se ganó su lugar con la polenta que caracteriza a la banda en cada presentación en vivo. Más tarde se sumó otra voz rapera, Julián Flores (20), y así la identidad del grupo estableció un sello distintivo.
“Antes de juntarnos todos estábamos en distintas bandas, así que empezamos a zapar y fue saliendo lo que cada uno tiene como influencia, pero siempre sabiendo que íbamos a rapear. Fusionamos un poco el rock con el funk y otros géneros y de ahí sale la base para el rapeo, pero no nos cerramos a ningún estilo”, contó Lautaro.
En poco tiempo los Questo construyeron su propio repertorio de canciones y de ahí saltaron a la necesidad de tener el disco que se plasmó en unos tres meses de trabajo y ya tuvo su presentación hace diez días en el Jockey. “Rimas y latas” está compuesto por seis temas que muestran lo mejor de un grupo en pleno crecimiento.
“La producción estuvo a cargo de Mauri Ponce y la masterización fue de Facundo Rodríguez, de Estudio Quark, un tipo muy grosso que trabajó con gente como Divididos, Gustavo Cerati, Mercedes Sosa, Bersuit Vergarabat, Ratones Paranoicos, Sandro, Axel, Andrés Ciro. Y el arte de tapa es obra de Facundo di Nápoli y Ramiro Achiary que son dos artistas gráficos santarroseños. Estamos muy contentos, en el recital nos quedamos cortos porque vendimos todos los CDs y al otro día tocamos en Pico, así que ahí también nos pidieron”, se entusiasmó el Colo.
“Ya lanzamos el material a través de Youtube y lo vamos a subir a Spotify. Y si no, nos contactan por el Facebook del grupo y nosotros acercamos el disco. En este año tocamos un montón de veces y todo fue re acelerado: ya tenemos el disco, ya lo presentamos y a la gente le gusta. Eso te da muchas energías porque quiere decir que hay una respuesta”, agregó Lautaro sobre una agenda que, para septiembre, ya tiene varias fechas cargadas.
“El 21 y el 22 vamos a tocar otra vez en Santa Rosa y en General Pico. Y con el área de Juventud del Gobierno provincial acordamos fechas en distintas ciudades. Vamos a ir a Catriló, Toay y La Adela, así que está buenísimo porque mucha gente de otros lugares va a poder escuchar lo que hacemos”, añadieron.
¿Y por qué piensan que tienen tanta repercusión con lo que hacen? Los siguen muchos adolescentes.
“Es verdad que hay muchos chicos y chicas que van a los recitales y nos hacen el aguante. Creo que el rap hoy vive una explosión y se enganchan por ese lado además de que nos gusta dejar todo en el escenario. Igual viene gente grande que nos dice que antes rapeaba, que le hace acordar al rap de los ’80 y los ’90 como Cypress Hill o Beastie Boys, así que eso nos encanta porque por ahí nos traen información musical que nosotros no teníamos” (‘Colo’).
¿Y cómo ven la escena pampeana respecto al rock?
“Está en un momento bárbaro, sobre todo en Santa Rosa que todos los fines de semana hay recitales para ir a ver y bandas muy buenas. Todo el tiempo surgen grupos nuevos de estilos muy diferentes. Nosotros por ejemplo tocamos antes de Las Sombras cuando vinieron a presentar el disco, hace unas semanas, y es una banda buenísima que la está rompiendo en Buenos Aires y otras provincias. Así que se nota que hay una movida pampeana muy intensa”, dice Lautaro, justamente el baterista de una banda especialista en eso, en la intensidad de tocar y decir. Como lo marca la tradición del rap más auténtico.