“Cuando llega el día y la hora todo se complica”, describió el hombre que se quedó sin trabajo después de 30 años

“Cuando llega el día, y la hora, se complica todo”. Con estas palabras describe Mario Calderón sus sentimientos tras quedarse sin trabajo después de 30 años en la Distribuidora Curciarello.

Remarcó que en 30 años nunca tuvo problemas con su jefe, Rubén Curciarello, a quien considera, junto con sus compañeros, parte de su “familia”, y que ahora lo que le afecta es modificar su vida.

“De trabajo algo va a salir: pero lo que más me afecta es otra cosa, fueron muchos años, y prácticamente éramos una familia”, resalta Calderón en diálogo con periodistas de EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5).

Y recordó: “Entré con 21 años, soltero, me puse de novio estando ahí, ya soy padre, soy abuelo, mi vida entera pasó estando en este lugar”.

Mario dice que el quiebre se dio cuando asumió la nueva gestión gubernamental nacional.

“El quiebre fue cuando entró este gobierno, veníamos bien, y la clientela siempre fue clase media para abajo pero de repente se vino todo abajo mal”, graficó.

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA: 

EL AIRE DE LA MAÑANA (RADIO NOTICIAS 99.5)