sábado, 21 septiembre 2019
Inicio AUDIO Denuncian que el DNU esconde un negocio inmobiliario

Denuncian que el DNU esconde un negocio inmobiliario

CAMBIOS EN DEPORTES

Sin motivos de necesidad y urgencia, y para evitar el tratamiento de la reforma en el Congreso, el presidente Mauricio Macri firmó un decreto que transforma la Secretaría de Deportes, que ocupó hasta fin de año el pampeano Carlos Javier Mac Allister, en una agencia, un estatus inferior para la actividad deportiva.
«Nos tomó por sorpresa el tiempo de la presentación del decreto. Lo recibí hoy a la 1.20 de la madrugada por intermedio del secretario de Deporte, Diógenes de Urquiza», comentó el subsecretario de la cartera deportiva pampeana, Fernando Sánchez, sobre la decisión presidencial.
Además, cuestionó el decreto porque «no hubo urgencia» para avanzar con los cambios sin esperar a la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, en marzo próximo. «Pregunté y nadie me pudo contestar», afirmó Sánchez, advirtiendo que «también hay preocupación» en otras provincias.
Después de anunciar los cambios, Nación convocó a los referentes de Deportes de cada provincia a una reunión el 12 y 13 de febrero en Capital Federal. «Esperábamos que nos dieran participación en las modificaciones porque se cambian otras leyes vinculadas al deporte», explicó.
Manifestó que «nosotros propiciamos la importancia de la participación del sector privado en el deporte» porque «el Estado solo no puede hacer un desarrollo sostenido» de la actividad. «Nos hace ruido también cómo a la mayoría (de las provincias) que se sancione el decreto en forma unilateral pensando en Buenos Aires».

Emprendimientos.
Sánchez aseguró que «son decisiones que tienen que ver con patrimonios del deporte nacional» que «están en Capital Federal, y habrá que ver cuál es el alcance de la medida». Así, el funcionario hizo referencia a las denuncias que surgieron sobre que el decreto pone bienes del Estado al servicio del mercado. El patrimonio inmobiliario que representan los lugares de entrenamiento para atletas, los espacios recreativos y hasta turísticos -terrenos que superan con holgura las 800 hectáreas- y que ahora serán administrados por una Agencia mixta.
«Macri firmó el decreto para hacer negocios», declaró Claudio Morresi, el secretario de Deportes que más tiempo ocupó el cargo desde la restauración democrática, casi durante diez años. Por otro lado, el diputado nacional e integrante de la comisión de Deportes, Carlos Castagneto, dijo que el DNU es una «locura» porque «primero le sacaron la plata al Enard, ahora desaparecerá la Secretaría, y quieren vender el Cenard que tiene instalaciones que son patrimonio nacional».
Por otro lado, Sánchez advirtió en Radio Noticias que en el decreto presidencial hay planteos de modificaciones a la «ley madre del deporte» y que también se «tocan» las normativas que creaban el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo y el Ente Argentino del Deporte. «La creación de la agencia es un punto más dentro del desarrollo del decreto», indicó.
El subsecretario comentó que Nación desde 2017, como fue un año electoral, mezcló la cuestión institucional con lo partidario y comenzó a pasar por encima de la Provincia, otorgando subsidios directamente a las localidades. «Eso generó distanciamiento» con Mac Allister, ahora candidato a gobernador del PRO y en ese entonces secretario de Deportes.

Iniciación.
Sobre las escuelas de iniciación deportiva, en las que la provincia llegó a tener casi 100 escuelas junto a Nación, Sánchez señaló que «nos asignaron ahora 19 escuelas deportivas y nosotros teníamos que decirle a casi 80 escuelas deportivas que no iban a funcionar más y por eso no firmamos el convenio; y reemplazamos esas escuelas por escuelas de fortalecimiento deportivo bajo otro formato provincial, para darle continuidad».

«Futuro inmobiliario»
El diputado nacional y candidato a gobernador del Frente Justicialista Pampeano (FreJuPa), Sergio Ziliotto, cuestionó el DNU que firmó Mauricio Macri por el cual se crea la Agencia del Deporte Nacional. Ziliotto advirtió de los negocios inmobiliarios que se habilitan en el decreto con terrenos que son de patrimonio estatal.
El candidato a gobernador manifestó a través de las redes sociales que «para Macri el futuro del deporte argentino pasa por un gran negocio inmobiliario».
Por otra parte, criticó que la decisión se haya implementado a través de un decreto de necesidad y urgencia y señaló que el presidente «en lugar de dictar DNU que achican el Estado y agrandan los negocios de sus amigos, debería abrir el Congreso y permitirnos debatir estos temas».

Necesidad y urgencia para negocios
Como se había adelantado en las páginas de este medio, el Gobierno Nacional oficializó a través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el desmantelamiento del Deporte Nacional. Con dudosa necesidad y urgencia, el decreto Nº 92/2019 fue publicado el 30 de enero de este año y lleva la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y todos los ministros.
Según el documento, se sustituye el Capítulo II de la Ley Nº 20655 y se crea «como organismo descentralizado y autárquico en el ámbito de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, la Agencia de Deporte Nacional, que será el órgano de aplicación de la presente ley y tendrá a su cargo el diseño, coordinación y ejecución general de las políticas públicas en materia deportiva».
A su vez, la nueva Agencia «posee plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado» y «su patrimonio estará constituido por los bienes que se le transfieran en asignación y los que adquiera en el futuro por cualquier título a nombre del Estado Nacional.

Maniobra privatizadora.
Sin embargo, el DNU fue cuestionado fuertemente por considerarlo una maniobra del Ejecutivo Nacional para privatizar el deporte nacional y realizar negocios inmobiliarios con terrenos estatales. Esto se debe a que en el artículo 15 del decreto, el gobierno establece que a partir de ahora, «los recursos operativos» de la Agencia de Deporte Nacional serán las partidas presupuestarias asignadas por ley, los aportes extraordinarios del Estado, los ingresos provenientes de «recaudaciones que se obtengan por las actividades que se realicen en sus instalaciones» y, lo que generó preocupación, «las ventas, locaciones u otras formas de contratación de sus bienes muebles y servicios».
En ese sentido, y según informó Gustavo Veiga en «Página 12», corren peligro las instalaciones del Cenard ubicado en el barrio de Núñez (11,5 hectáreas), los predios de Ezeiza donde se levantan los Centros Argentinos de Deportes en la Naturaleza (Caden 1 y 2), el estadio nacional de béisbol (582,26), el Centro Nacional de Desarrollo Deportivo (CeNaDe) de Esteban Echeverría (38,33) y la pista nacional de remo del Tigre (124). Unas 825 hectáreas en total.
Por otra parte, en el documento publicado en el Boletín Oficial se derogaron artículos de la 20655 o Ley del Deporte promulgada en 1974, de la 24052 que creó la comisión de automovilismo y motociclismo deportivo, de la 26573 (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), de la 27202 (nueva Ley del Deporte) y de la Ley 27201, eliminando el Ente Nacional de Desarrollo Deportivo.

Escucha la nota completa acá: