Bonino ante los recortes en niñez, adolescencia y familia: “Forma parte de un proyecto excluyente”

La senadora nacional Norma Durango informó días atrás, junto a otras legisladoras, que la Jefatura de Gabinete decidió recortar 900 millones de pesos en las partidas asignadas a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, 4 millones de pesos menos para la Comisión Bicameral que designará la o el Defensor de Niñas, Niños y Adolescentes y 28 millones de pesos menos para la Defensoría de niños, niñas y adolescentes.
Ante esto, el subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Juan Pablo Bonino, dialogó con Radio Noticias y manifestó que “no nos sorprendió” y agregó que “el recorte en las partidas presupuestarias de Niñez se vienen generando desde hace dos años”.
El funcionario recordó que “ya el año pasado, a través de una simple resolución administrativa del jefe de Gabinete, hubo un recorte mayor de alrededor 1.200 millones de pesos en partidas de Niñez”.
Por otra parte, señaló que cuando se elevó el presupuesto para el año 2019 “planteamos disidencias porque el presupuesto era menor al del año anterior en términos reales. Hablaban de un presupuesto con un incremento de un 20%, teniendo en cuenta una inflación del 45% estamos hablando de una retracción en los fondos destinados a Niñez y Adolescencia”.

Partidas
Bonino explicó que tras los distintos debates en el Congreso de la Nación en relación al Proyecto de Ley del Presupuesto 2019, “se logró incorporar unas partidas adicionales para no solo la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia sino también para la Defensoría nacional de los derechos de niños y adolescentes y para la Comisión Bicameral encargada de designarla”.
Estas partidas, son las que “arbitrariamente mediante una simple resolución administrativa, facultad que tiene el jefe de Gabinete, las eliminó”. Bonino remarcó que “no sorprende porque venimos hace tiempo padeciendo no solo retracciones presupuestarias en materia de Niñez sino subejecuciones de los presupuestos. Son presupuestos bajos que además no se ejecutan en su totalidad”.
“Ha habido permanentemente achiques y disminución de programas de inclusión, de desarrollo. Por eso digo que no nos sorprende, pero nos preocupa”, agregó.
A su vez, el subsecretario provincial afirmó que “con otras provincias, integrantes del Consejo Federal de Niñez y Adolescencia, estamos analizando la posibilidad de realizar alguna presentación o alguna conferencia de prensa porque, insisto, estas decisiones se toman y afectan las políticas publicas en materia de niñez y adolescencia”.

Proyecto político.
Para Bonino, “todo forma parte de un mismo proyecto”. En ese sentido, se refirió a los índices de pobreza infantil en Argentina y manifestó que “acá no hay nada casual. Cuando asumió este gobierno se calculaba que la pobreza infantil rondaba el 40%, hoy hablamos de una pobreza infantil que afecta al 51% de los niños y adolescentes menores de 18 años, y el 63% de niños y adolescentes carece de algún derecho”.
En este escenario, Bonino apuntó al Gobierno Nacional por sus medidas y subrayó que se enmarcan “en una política que tiene que ver con la supuesta baja de la edad de imputabilidad. Todo forma parte de un mismo proyecto excluyente, un proyecto para pocos, que genera pobreza. A esa pobreza la única manera de contenerla es con más represión”.
“Todo forma parte del lineamiento y del mismo proyecto de darle más poderes a las fuerzas policiales, la contratación de las pistolas Taser, la baja de edad de imputabilidad, la retracción de los fondos para Niñez y Adolescencia”, aseguró.
Por otra parte, indicó que “todo el mundo que trabaja en Niñez y Adolescencia, sabe que la única manera de poder lograr mejorar los índices es con más recursos, con más proyectos. Acá no solo se disminuyen los presupuestos, sino que ahora se pretende imputarlos a una edad menor. Sin lugar a dudas que nos preocupa seriamente cómo repercute en las políticas públicas de Niñez y Adolescencia las medidas que toma este gobierno”.

Programas afectados.
El subsecretario de Niñez, Adolescencia y Familia de La Pampa explicó que de los programas afectados por el recorte sería, en principio, el Plan Nacional de Primera Infancia. Sobre esto, Bonino comentó que “cuando asumimos firmamos un convenio con Nación de adhesión a un Plan Nacional de Primera Infancia por el cual Nación acompañaba con un subsidio per cápita cada Centro de Desarrollo Infantil que se inauguraba en cualquier provincia”.
“A través de este proyecto, nosotros logramos inaugurar en La Pampa 31 Centros de Desarrollo Infantil. Implican un acompañamiento económico de Nación de $500 pesos mensuales por niño. Estas partidas estaban destinadas a aumentar la cobertura, la cantidad de Centros de Desarrollo Infantil a inaugurar en todo el país. Ante la falta de estos fondos no van a poder ser inaugurados”, advirtió.
Entre aquellos fondos destinados a la creación de nuevos centros, Bonino indicó que “el año pasado, logramos después de un año y medio que nos aprobaran 12 proyectos nuevos. Hoy tenemos 12 proyectos para la inauguración de 12 Centros de Desarrollo Infantil en distintas localidades de la provincia que probablemente se vean afectadas por esta reducción y no puedan ser inaugurados”.
Por otra parte, el funcionario señaló que la creación de los Centros de Desarrollo Infantil implican “un cambio de paradigma de atención de la primera infancia en centros de cuidado. La idea es que en esos Centros se puedan detectar las situaciones de vulneración que puedan llegar a atravesar cualquiera de los niños, de esta manera intervenir a tiempo y restituir derechos que estén afectados”.
“Un Centro de Desarrollo Infantil implica un abordaje absolutamente diferente porque exige la presencia de equipos profesionales, la presencia de personal formado, pretende que el abordaje sea integral y que abarque a la familia, trabajando pautas de crianza hasta modos de alimentación saludable”, indicó.
Con el recorte en las partidas presupuestarias, Bonino supuso que los 31 Centros existentes en la provincia “van a seguir funcionando normalmente”. De todas maneras, aclaró que “nunca ha sido regular el pago del subsidio. Se bajaba semestralmente. Nunca hemos podido lograr regularidad en el pago. Hoy todavía se deben semestres del año 2018. No ha sido fácil el trabajo y lograr que los pagos se realizaran con regularidad”.
“Creemos que los que están funcionando no van a sufrir afectaciones, pero sí nos preocupan los nuevos espacios que ya teníamos aprobados y que implicaban el acceso para 500 chicos de toda la provincia a diferentes cuestiones que hoy no tienen garantizadas”, concluyó el funcionario.

“Perjudica a los niños”
Tras la decisión de recortar partidas destinadas a Niñez y Adolescencia, el subsecretario de Niñez Adolescencia y Familia de nuestra provincia, Juan Pablo Bonino, manifestó que lo más preocupante de esta situación es “el mensaje político que tiene esto frente a las dificultades que hoy están atravesando los niños y adolescentes en nuestro país y la imposibilidad de poder generar a nivel nacional políticas públicas que nos permitan planificar un trabajo sostenido para garantizar más derechos, más inclusión y más desarrollo”.
“Indudablemente los más perjudicados siempre son los niños y adolescentes. Una permanente política de retracción de derechos que vaya acompañada de una retracción presupuestaria implica un claro posicionamiento frente a este tema en particular”, cuestionó.
Por otra parte, en materia de políticas públicas para este sector de la población, Bonino reconoció el trabajo que se realiza desde el Gobierno Provincial y afirmó que La Pampa continúa con la asistencia a pesar del retraso en los pagos “con las dificultades que esto genera”.
“Las restricciones presupuestarias las sufrimos todos. Desde la provincia de La Pampa tratamos de ir cubriendo aquellas cuestiones que Nación va dejando de lado. Pasa en Educación, en Salud, en Niñez. Tenemos un compromiso y una firme decisión política de apostar a un Estado presente”, finalizó.

Escuchá la nota completa aquí: