Inicio AUDIO "Se respeta estándar internacional"

«Se respeta estándar internacional»

CRITICAS POR LAS DEMORAS DE LAS AMBULANCIAS DEL SEM

Ante la preocupación de los vecinos por los tiempos de demora del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) para asistir a episodios de salud en la ciudad de Santa Rosa, Juan Barbero, coordinador de Emergencias del Ministerio de Salud, aseguró que el SEM está funcionando «dentro de los estándares de respuesta internacional».
«Cuando el radio operador categoriza el llamado y entiende que el pedido de auxilio es por una situación crítica, nuestros tiempos (de llegada al lugar) tienen que rondar los 8 y los 12 minutos», señaló el médico.
Los reclamos sobre la demoras de las ambulancias del SEM volvieron a la agenda del debate ayer cuando una señora se descompensó en la vía pública y, según denunciaron testigos presentes, la unidad de asistencia tardó más de 20 minutos en arribar al lugar, por lo cual un familiar la llevó en su propio vehículo hacia la asistencia.
Ante esta preocupación, el coordinador de Emergencias, Juan Barbero, dialogó con Radio Noticias (99.5) para disipar dudas y dar precisiones sobre cómo funciona el sistema de emergencia en la capital provincial. En ese sentido, en funcionario afirmó que el SEM funciona «dentro del estándar de respuesta internacional» que ronda entre los 8 y 12 minutos si se trata de una situación crítica, es decir, si corre riesgo la vida de la persona.
De esta manera, remarcó que es necesario dejar en claro que existen tres tipos diferentes de episodios, según la gravedad de los mismos y que cada uno tiene un tiempo determinado de acción por parte de los profesionales.
«En primer lugar, están los que son de suma emergencia, cuando corre serio riesgo la vida de la persona que sería código rojo, ahí la respuesta debe ser rápida. Luego, cuando es una urgencia, pero lo que es un trastorno más leve, ésta es más demorable, mientras que un código verde, leve, es una situación que a priori se puede esperar», explicó Barbero.

Emergencias.
De esta manera, el funcionario detalló que, según las estadísticas que maneja la propia repartición, de las 25 o 30 salidas diarias de ambulancias del SEM sólo el 30 por ciento responde a urgencias o emergencias y las dos causas más comunes son los siniestros viales y los paros cardiorrespiratorios, y ante la preocupación de la sociedad, el funcionario dijo que el SEM «está cubriendo los estándares en repuestas» de urgencia y emergencia.
Además, destacó que «hay un contexto que no podemos obviar que es el estado de las calles de la ciudad» que provoca un daño permanente al parque automotor y, en algunos casos, provoca una demora en la asistencia.
-¿Cómo se puede distinguir entre esos tres tipos?
-El radio operador es el encargado de catalogar el pedido, tiene una doble función. Muchas veces se cree que se demora el pedido, que no se quiere mandar la ambulancia pero lo que ocurre es lo siguiente: el radio operador tiene que determinar cuál es la codificación de la salida, tiene que decir si la persona es crítica y la ambulancia tiene que salir con la sirena.
«Cuando el radio operador categoriza el llamado y entiende que el pedido de auxilio es por una situación crítica, nuestros tiempos (de llegada al lugar) tienen que rondar los 8 y los 12 minutos», señaló el médico, quien precisó que en otro tipo de situaciones el margen de demora puede ser más flexible porque se entiende que no implica una premura.
Sin embargo, Barbero remarcó que es «sumamente necesario» tener a una comunidad entrenada para que pueda asistir en esa primera respuesta y, ante el llamado, dar más precisiones sobre la situación. «Ese el punto más importante porque cuando los médicos llegan es importante que se hayan iniciado las medidas de RCP», indicó y señaló que ante situaciones de emergencia el número correcto es el 107 y no el 101.
En ese sentido, el funcionario planteó que, desde el Gobierno provincial, se inició hace tres años un programa de capacitación y entrenamiento para que la comunidad sepa cómo actuar ante estos sucesos, concretamente con la emergencia más preocupante que es el paro cardiorrespiratorio.

Un sistema con tres ambulancias
Juan Barbero detalló que el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) de Santa Rosa cuenta con tres ambulancias activas: la unidad de catástrofes y dos unidades muletos, para la asistencia de las emergencias. «Esto hay que sumarlo a las demás vehículos que se disponen como de traslado -sea de mediana y larga distancia- que tiene el hospital Lucio Molas como aquellas de aporte domiciliario que tiene el hospital Evita», agregó el funcionario.
Consultado sobre si la flota que dispone el SEM es suficiente para abarcar a la población de la capital pampeana, Barbero aseguró que en situaciones críticas el servicio respondió conforme a la situación, ya que los pedidos de emergencia y urgencia no son similares a los de otros conglomerados. Y expresó: «Si es necesario, también hay dos unidades en Toay que tranquilamente pueden incorporarse al sistema si se necesitase».

Escuchá la nota completa acá: