“No hay que sobredimensionar las cosas”, dijo el abogado del jardín Tribilín

Hernando Sirera, asesor legal del jardín Tribilín, establecimiento denunciado por maltrato a chicos, salió hoy en defensa de las maestras involucradas en el caso al señalar que son víctimas de constantes amenazas y criticó al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, por calificar de delincuentes a los dueños del establecimiento.

En la jornada de este miércoles, el lugar fue allanado por orden de la Fiscalía de San Isidro, en un procedimiento judicial donde efectivos de la Policía tuvieron que violentar la puerta de entrada para ingresar al lugar. Durante el allanamiento ordenado por el fiscal Franco Servidio que se extendió desde las 18.40 hasta cerca de las 21.30, los efectivos secuestraron dos computadoras, cinco cajas con carpeta, folios y documentación.

“No hay que sobredimensionar las cosas. Para algo están las pericias”, agregó el abogado. También mencionó que “las maestras están resguardadas porque son amenazadas permanentemente”.