A la luz de los autos

“El rugby es esto. Lo que queda son los amigos y las anécdotas. Hoy ustedes entrenaron bajo las luces de los autos y eso les va a quedar para siempre. Nunca se van a olvidar de esta noche”, resumió en la charla final el “Ninja” Federico Todeschini luego del entrenamiento que comandó anoche junto a Nicolás Fernández Miranda.
Entre las haches de una de las canchas del Polideportivo Víctor Arriaga, los dos ex Pumas fueron el epicentro de una práctica corta pero intensa, con una carga más emotiva que física y el condimento extra que le aportó un corte de energía, obligando a que varios autos particulares encendieran sus luces para que los chicos pudieran disfrutar de una jornada especial.
“La concentración es fundamental”, les tiró Fernández Miranda durante un ejercicio de pases. “Si logran controlar la pelota en estas condiciones, imagínense que con la luz natural no se les puede caer nunca”, arengó el ex capitán de Los Pumas, encantando a un grupo de jóvenes de ambos sexos que respondía ante cada indicación con una mezcla de entusiasmo y admiración.
“Es la primera vez que entreno a mujeres y para mí también es una experiencia muy buena”, agregó Fernández Miranda, integrante (junto a Todeschini) del seleccionado argentino que hizo historia en 2007 al lograr la medalla de bronce en el Mundial de Francia, con dos triunfos incluidos ante los anfitriones.

Clínicas.
Todeschini y Fernández Miranda estuvieron ayer en General Pico y Santa Rosa como parte del programa “Campus con tu ídolo”, que lleva adelante la Secretaría de Deportes de la Nación que encabeza el pampeano Carlos Javier Mac Allister y que tiene como objetivo acercar a grandes figuras de diferentes deportes a los jóvenes de todo el país.
La actividad principal tuvo lugar en la cancha de Pico Rugby Club, donde ante más de cien jugadores comandaron una jornada de entrenamientos y charlas en dos turnos, en las que los dos ex Pumas se prendieron en juegos con la guinda en varias oportunidades.
“Disfruten del rugby y vivan muchos días de rugby como este; no vengan sólo a jugar, sino también a ver a los más grandes, a jugarse un ‘fulbito’ o una tocata, y a disfrutar del club”, les dijo Fernández Miranda a los más chicos.
“Recuerden que esto es principalmente un juego y por lo tanto lo tienen que disfrutar. Tienen que divertirse, traer amigos y contarles de qué se trata”, agregó a su turno Todeschini.
“Lo más importante es que formemos vínculos y amigos; después, si nos va bien en la cancha mucho mejor. Pero siempre hay que destacar los valores de este deporte, que son el respeto, la solidaridad, el sacrificio y el esfuerzo. Sin esos cuatro pilares no vamos a ningún lado, ni en el deporte, ni en la vida, ni en el estudio”, cerró el “Ninja”.
Más tarde, y para cumplir con la gente de Santa Rosa (iban a estar el domingo pero no pudieron llegar por problemas con el transporte), los dos ex mundialistas se acercaron al predio de Estudiantes para realizar una práctica y, aunque el corte de energía les jugó en contra, le pusieron la habitual garra Puma para iluminar una noche que quedará grabada en la memoria de cada uno de los jóvenes que participó.
Un cerrado aplauso coronó la práctica nocturna en el Víctor Arriaga, donde el entusiasmo general quedó plasmado apenas los jóvenes tomaron las pelotas y salieron a correr, entre risas, al grito de “¡Never Pony!”, citando la ya popular arenga de “Serafo” Dengra.