Abastecerán a La Pampa con 295 equipos fotoválticos

El gerente técnico de la Administración Provincial de Energía, Luciano González, brindó detalles de la licitación internacional del equipo fotovoltáico del Plan PERMER (Proyecto de Energía Renovable en Mercados Rurales) que ejecuta Nación, donde La Pampa estuvo incluida con 295 equipos, para usuarios del mercado rural disperso. La licitación cuenta con 295 equipos para La Pampa, por un monto de 569.739 dólares, con un plazo de instalación de 159 días. El contrato ya fue firmado con la empresa española Solar Jinnense SRL, que estaría en proceso de importación de equipos.
“Es para usuarios o puesteros, para lo que es el mercado rural disperso. Son aquellos que no tiene acceso a la líneas eléctricas o se torna dificultoso para llegar con una línea eléctrica”, explicó González.
Con respecto a la instalación de los equipos, el ingeniero destacó que “la empresa empezaría con los puntos o usuarios que nosotros, desde APE, le hemos georeferenciados en toda La Pampa. Empezarán el proceso por sectores o por zonas, porque en un principio, la inspección la tenemos nosotros, las hacemos desde APE con nuestro personal. Estarán repartidas en toda la provincia, mayormente en el oeste, que es donde es más dificultoso llegar con líneas eléctricas y donde hay menos distribución de líneas eléctricas. Pero también tenemos en la zona de Parera, Toay y General Acha”, contó.

Equipos.
El gerente técnico describió que los equipos de la empresa que ganó la licitación consisten en una pantalla fotovoltáica, un acumulador (batería), un regulador de tensión y una instalación interna en el domicilio o puesto, de cinco bocas de iluminación y una externa. “En este caso, tendrán también una salida de cinco voltios, como para poder cargar un celular por ejemplo”, agregó.
Con respecto a las instalaciones que se realizaron en el PERMER 1, del 2010, donde La Pampa ya tiene instalados 862 equipos fotovoltáicos, el PERMER 2 tendrá un cambio importante en la calidad material y funcional. “Es un cambio sustancial que tenemos con el anterior, es que cambia la lamparita, que en este caso es de led y se remplaza al foco de bajo consumo; se cambia el acumulador (la batería), se descarta la de plomo ácido y viene una batería sin mantenimiento, de gel, que pasaríamos de una autonomía de dos días sin sol a una autonomía de cuatro días, y la batería pasará de una vida útil de cuatro años a ocho aproximadamente”, finalizó.