El cantante y compositor Abel Pintos llega a La Pampa

El cantante y compositor Abel Pintos llegará esta semana a la provincia de La Pampa para presentar su último trabajo discográfico “11 (Once)”. El martes 5 de septiembre estará en el Club Independiente de la ciudad de General Pico, mientras que el miércoles 6 de septiembre, desde las 21.30, lo hará en el Club Estudiantes de la ciudad de Santa Rosa.
El artista oriundo de la localidad bonaerense de Bahía Blanca dialogó a fines de julio con Radio Noticias y se refirió a sus inicios en la música y sus emociones al subirse al escenario, entre otras cuestiones.
“La música es mi trabajo, me encanta vender entradas y discos, y trabajo mucho para eso, pero el motivo fundamental sigue siendo el mismo, expresar lo que me pasa como ser humano a través de una herramienta que es sublime y muy sutil”, destacó.
“Disfruto mucho de los reportajes por varios motivos, los reportajes pido hacerlos yo a los promotores de cada región a la que voy a dar conciertos porque me gusta dar las gracias. Y estos reportajes más que un carácter de promoción tiene un carácter de gratitud”, sostuvo Pintos en diálogo con Radio Noticias.
“La forma por excelencia de poder llegar a todos es a través de los medios de comunicación y sobre todo desde la radio, yo admiro mucho la radio porque tiene esto de estar en vivo y de no tener idea a cuanta cantidad de gente estas llegando y en qué situación está esa gente que está en su cosa cotidiana y sin embargo hagas lo que hagas de fondo está sonando la radio, a todas esas personas que hayan elegido o no escuchar este agradecimiento lo van a recibir igual y le digo muchas gracias por recibirme una vez más con tanto cariño”, continuó el cantante de folclore y pop latino.

Si uno le da connotación a tus palabras, entiende que te sigue emocionando subirte a un escenario…
Me emociona mucho, pero sobretodo siempre digo que cada concierto es la oportunidad de poder honrar un privilegio que me ha sido concedido por muchas personas y muchos factores, principalmente por dios y por la vida que me han dado la oportunidad de poder descubrir que la música era lo que podía tomar como camino de vida. Y luego por todos los que de una u otra manera lo hacen posible. Hacen posible que me pueda dedicar a estudiar cada día esto que amo Y de tener el privilegio de poder vivir de hacer esto y para hacer esto. Cada concierto es cumplir una porción del sueño que tuve en mi vida cuando era un niño y que va abarcar hasta el último día de mi vida. Y por otro lado, una oportunidad por excelencia de poder honrar ese privilegio que es me es concedido, yo respeto mucho eso por eso me gusta honrarlo en cada oportunidad.

Leyendo tu biografía uno entiende que cantar venía genéticamente con vos…
Lo de escribir canciones fue un momento revelador de mi adolescencia. Yo tenía 18 años y fue un momento revelador porque mi faro fundamental en la música dentro de mi conexión emocional es Mercedes Sosa. Y ella hizo una trayectoria de más de 50 años sin haber escrito una sola canción, yo concebía la música de esa manera y entendía que poder hacer lo mismo.
A los 18 años, después de casi 10 años de dedicarme a la música, un día en un momento de mucha sensibilidad me encontré escribiendo mi primera canción.
Literalmente fue escrita de un momento al otro. No tenía pensado escribir nunca en mi vida una canción y 15 minutos después tenia escrita la primera canción de mi vida. Fue un pulso realmente emocional en un momento de mucha sensibilidad de mi vida. A partir de ahí escribir canciones se convirtió en la posibilidad de potenciar lo que la música siempre significó para mí, una herramienta y un idioma para poder expresar mis emociones. Pero ya no tenía que hacer en las palabras de lo demás. No tenía que buscarlo fuera, podía encantarlo dentro. Podía decir todo lo que me sucede a través de mis propias palabras, a través de mis propias canciones y se convirtió en algo fundamental para mi carrera. Me sigue emocionando cantar ciertas canciones en vivo.