Abren salas especiales para estudiantes secundarios que tengan que cuidar a hijos o hermanos

El gobierno bonaerense abrirá en diferentes escuelas unas 30 aulas destinadas a estudiantes secundarios que cuidan a sus hijos o hermanos menores con el objetivo de que puedan concluir sus estudios, informó la Dirección General de Cultura y Educación provincial.
Se trata de programa “Madres, padres, hermanos mayores: todos en secundaria” que la cartera educativa implementa junto al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
Según se informó, el convenio se inició en 2010 a partir de la obligatoriedad del secundario y permitió que alrededor de 500 estudiantes continúen su trayectoria educativa.
Por tal motivo, y con el objetivo de seguir dando respuesta a dicha problemática, se renovó el acuerdo para la apertura de 30 salas más que favorezcan a aquellos que abandonan el secundario por tener hijos a su cargo.
“Los grandes resultados que se obtuvieron de esta experiencia no fueron sólo en término de terminalidad del secundario, sino también que fueron enmarcados en el acompañamiento de la maternidad adolescente, la paternidad responsable desde el desarrollo y crecimiento saludable, y además contar con un espacio de aprendizaje para los niños más pequeños”, explicó la Directora Provincial de Educación Inicial, Guillermina Marti.
En tanto, para la especialista en Educación por parte de Unicef, Cora Steimberg, “esto es una muestra de que es una oportunidad real para que los chicos puedan culminar los estudios secundarios”.
Agregó que, además, “garantiza a los más chiquitos un espacio de cuidado atendido por profesionales y así cumplimentar con el derecho que tienen que es contar con un acceso temprano al sistema educativo”. (Télam)

Compartir