Absuelven al conductor involucrado en la muerte del padre de María Cash

ACCIDENTE FATAL EN LA RUTA NACIONAL 152

(General Acha) – El Tribunal de Audiencia absolvió al hombre del auto que colisionó contra el vehículo conducido por Federico Cash, quien finalmente murió a raíz de las severas lesiones sufridas. El trágico accidente de tránsito se produjo a fines de abril del año 2014, en un trayecto de la Ruta Nacional 152, en cercanías de la localidad de Puelches.
La sentencia fue dictada por el juez Gastón Boulenaz, quien resolvió que el acusado debía ser absuelto por el beneficio de la duda. Arribó a esa determinación debido a que no se pudo determinar que la maniobra llevada a cabo por Julio Rymar haya sido la causa que realmente provocó el siniestro vial. Además, de la investigación llevada a cabo en ese entonces por el fiscal sustituto Máximo Pérez Florez, tampoco se pudo descartar los argumentos de la defensa respecto a que Federico Cash iba zigzagueando por la ruta, como si se hubiese dormido o desvanecido instantes antes del impacto de ambos vehículos, informó fuentes judiciales.
El 28 de abril de 2014 poco antes de las 17.20, el Peugeot 207 que en ese entonces conducía Julio Rymar, quien iba acompañado por su esposa María Giovinazzo, colisionó casi de manera frontal contra el Renault Clio (modelo 99) que manejaba Federico Cash, quien viajaba solo hacia el norte del país, en sentido oeste-este. En dirección contraria, lo hacía Rymar.
El siniestro se produjo entre los kilómetros 183 y 184 de la ruta 152, en cercanías de la localidad de Puelches, del lado del carril donde transitaba Cash. El conductor del Peugeot provenía de Buenos Aires e iba con destino a Neuquén.

Búsqueda.
La muerte de Cash causó conmoción en todo el país, debido a que se lo consideraba “un mártir de la búsqueda”, luego de la desaparición de su hija María, quien tomó contacto por última vez con su familia el 8 de julio de 2011, y desde ese día se investiga su desaparición. Ella había iniciado desde Buenos Aires un viaje hacia Jujuy el 4 de julio de 2011, y tenía pensado poner a la venta ropa que ella misma había diseñado.
Se supone que se bajó unos 200 kilómetros antes, en Rosario de la Frontera, desde donde llamó a su amigo Juan Pablo Dumon. El 6 de julio llegó a Jujuy, y a los dos días tuvo el último contacto vía correo electrónico con sus padres.