Acometida: la CPE y la Municipalidad cerca del acuerdo

LAS PARTES MORIGERARON POSICIONES Y EL JUEVES SE APROBARIA EL NUEVO PORCENTAJE

El Ejecutivo municipal dio el visto bueno a la propuesta de la CPE de reducir el tarifazo por acometida domiciliaria y que se unifique con el del tendido de cables. De acuerdo a Oscar Nocetti, titular de la cooperativa, el compromiso es que este jueves el Concejo trate la modificación a la tarifaria.
Autoridades municipales y de la CPE retomaron la semana pasada el diálogo en pos de llegar a un entendimiento para destrabar el conflicto desatado por el no pago por parte de la cooperativa santarroseña de la tasa por acometida domiciliaria.
Desde la entidad solidaria hubo una nueva propuesta superadora del 54 por ciento (promedio de aumento de las tasas), de la que no se supo el porcentaje debido a la confidencialidad acordada entre las partes, la que fue analizada por los concejales oficialistas, quienes dieron su aprobación, según informó el intendente Altolaguirre a los directivos de la entidad solidaria.
La discusión se generó por el aumento en mayo del 1.100 por ciento de la tasa por acometida, lo que fue considerado como un “abuso”por la CPE y por lo que decidió no pagar la tasa reteniendo esos fondos municipales desde julio de este año.
Nocetti, en diálogo con LA ARENA, dio cuenta de la “fumata blanca” (el humo generado por la quema de los votos de los cardenales para elegir al Papa y que indica que hubo consenso) que le pone fin al conflicto que por primera vez en la historia se produce entre la Municipalidad y la cooperativa, que ayer cumplió 81 años de vida.
Indicó que la propuesta había sido analizada por los concejales del Frepam (que la recibieron del secretario Luis Evangelista y mayoritariamente habían rechazado otras propuestas de la CPE), que así se lo indicaron a Altolaguirre y por lo que, según el jefe comunal, este jueves podría tratarse en el recinto del cuerpo deliberativo.
El entendimiento, del que se desconocen los números, también contempla un pedido de Cablevisión: la unificación de la tasa (de tendido y de acometida).

Confidencialidad.
Nocetti dijo que por una razón de “confidencialidad” no podía proporcionar el porcentaje, pero que supera el 54 por ciento demandado en un principio por la CPE.
Hace una semana el cooperativista había definido como “rebelión en la granja” a la actitud de los ediles frepamistas que impidieron un acuerdo y, por lo tanto, que la CPE desembolsara los cinco millones que retiene por esa tasa.
Nocetti, para graficar la incidencia del “tarifazo”, indicó: “Por estos meses, debemos cinco millones de pesos y Cablevisión que no pagó por ocho años, debe nueve millones. Esto deja en claro que no hay equivalencia, que en nuestro caso la tasa por acometida aumentó en forma excesiva, que no podemos ser considerados como dos referentes del municipio en las mismas condiciones, máxime cuando la CPE nunca había incumplido con la comuna”.
Si todo marcha como dice el cooperativista, en el transcurso de la semana se produciría el pago de esos cinco millones, con los que la comuna podrá enfrentar la liquidación de los dos mil pesos de suma fija a sus empleados. Este incumplimiento motivó un paro de los municipales que duró una semana, hasta la conciliación obligatoria dictada por Trabajo y que ahora rechaza el municipio.

Versiones y acusaciones
El justicialismo santarroseño, entre los que se cuentan varios funcionarios provinciales, consideran al secretario de Gobierno, Román Molín, y al responsable comunal de Asuntos Jurídicos, Pérez De la Prida, como los “nefastos asesores” del intendente Altolaguirre. Para los peronistas locales, los funcionarios nombrados son los que “influencian negativamente al jefe comunal y lo hacen adoptar posturas extremas y conflictivas permanentemente”.
A la par de negar terminantemente que el PJ pretenda ensañarse de Altolaguirre y su controvertido inicio de funciones al frente del Ejecutivo santarroseño, no ocultan que “todo vale” para lograr el objetivo del peronismo de recuperar el municipio capitalino.
Un dirigente-funcionario cargó contra el intendente: “Ya lleva 10 meses en funciones y ya se le pasó el tiempo de quejarse de la herencia, se lo eligió para gobernar la ciudad y al asumir sabía en qué condiciones lo hacía”, sostienen en el PJ que todos los viernes, y por un pedido del gobernador Carlos Verna, se reúne en el Club El Fortín para urdir la estrategia a seguir de cara a 2019.
En las últimas semanas, desde ese círculo político se alimentaron versiones de renuncias en el gabinete de Altolaguirre, teniendo a Molín como el principal protagonista de las mismas. El viernes, después que el secretario de Gobierno saliera por Radio Noticias anunciando que el municipio rechazaba la conciliación obligatoria dictada por Trabajo, fuentes gubernativas provinciales se encargaron de difundir que el jefe comunal lo había desautorizado a Molín.