Acusan a directivos de Correo Argentino de vaciar la empresa

La fiscal general Gabriela Boquín acusó a la cúpula del Correo Argentino de impulsar el vaciamiento de la compañía durante el último año y medio para beneficiar al Grupo Macri y perjudicar al Estado nacional y otros acreedores.
En un dictamen que presentó en los tribunales comerciales, Boquín responsabilizó a los ejecutivos del Correo -que integra el holding empresario de la familia Macri- y a la jueza del concurso, Marta Cirulli, por los 16 años que ya consumió el expediente sin que se homologue un acuerdo o se dicte la quiebra.
La funcionaria planteó que la compañía debe devolver los fondos y pidió que se alerte a las procuradurías de Investigaciones Administrativas (PIA) y de Criminalidad Económica (Procelac) para que investiguen si se cometieron diversos delitos.
La fiscal presentó su dictamen, de 88 carillas, mientras transcurren los 120 días que el Gobierno pidió a la Justicia para dictar decretos que regulen los potenciales conflictos de interés y que la Auditoría General de la Nación (AGN) analice el expediente que protagoniza la familia Macri.
Durante esos 120 días, además, el procurador del Tesoro, Carlos Balbín asumió la representación del Estado en el concurso en reemplazo del Ministerio de Comunicaciones.
El funcionario se encaminaba a elevar a la Justicia su propio informe, que se anticipaba que sería crítico para el gobierno, pero fue desplazado de su cargo antes de que lo enviara.
En su dictamen, en tanto, según publicaron matutinos porteños, Boquín afirmó que la jueza del concurso, Marta Cirulli, llegó a autorizar cinco retiros de fondos por cerca de 10 millones de pesos.
Pero después que Boquin reveló que se había firmado un acuerdo que consideró “abusivo” y “ruinoso” para las arcas públicas, en febrero pasado, se cortaron las autorizaciones. La fiscal afirmó que los retiros de dinero de las cuentas del Banco Ciudad fueron “improcedentes e injustificados”.