Al menos 27 heridos por una turbulencia

Al menos 27 personas resultaron heridas este lunes cuando un avión de Aeroflot, que realizaba el trayecto entre Moscú y Bangkok, fue sacudido por una fuerte turbulencia poco antes del aterrizaje.
El vuelo de la aerolínea rusa SU270 fue afectado por lo que los pilotos denominan “turbulencia de cielo claro”, un fenómeno que es imposible de individualizar con los radares y que derivó en fuertes movimientos de la aeronave que produjeron lesiones graves o fracturas en algunos pasajeros.
El vacío de aire golpeó de lleno al avión sin preaviso a 40 minutos del aterrizaje y el sacudón causó heridas a 24 rusos y tres tailandeses, informó la agencia Ansa.
Según reportes de agencias de noticias rusas, algunos de los heridos sufrieron fracturas y debieron ser hospitalizados.
Aeroflot señaló que la tripulación no pudo advertir a los pasajeros de la turbulencia, ya que surge en cielos despejados, con buena visibilidad, donde el radar meteorológico no es capaz de detectarla.
“La naturaleza de la turbulencia nos impidió de avisarle a los pasajeros y rogarles de volver a sus puestos”, dijo la aerolínea en un comunicado.
“Representantes de Aeroflot y funcionario del Consulado de Rusia en Bangkok se han puesto en contacto con los heridos para prestarles asistencia”, añadió.