¿Allanaron una “previa” sin orden judicial?

DUDOSO OPERATIVO

El Ministerio de Seguridad admitió que una funcionaria de esa cartera era una de las responsables de la “previa” en el Barrio Las Artes. El lugar era una casa particular pero no se informó si la clausura se hizo con orden de allanamiento.
El Ministerio de Seguridad confirmó ayer que una empleada de la cartera encabezada por Juan Carlos Tierno estuvo involucrada en la fiesta privada, de modalidad “previa”, que se clausuró el pasado 17 de septiembre en el barrio Las Artes. En el lugar había 150 personas de los cuales la mayoría eran menores de entre 14 y 17 años de edad. Según trascendió, esta persona realiza tareas administrativas con el plus de ser jefa de Despacho del ministro.
Una semana después de ocurrido el hecho, desde el Ministerio anunciaron que en el operativo desarrollado en una vivienda del barrio Las Artes, donde personal policial procedió a la clausura de la fiesta habida cuenta de la presencia de menores de edad, había una empleada administrativa de dicha Cartera.
“Si bien en el lugar se hallaba presente una persona mayor de edad, quien festejaba su cumpleaños, la presencia de jóvenes, entre ellos menores de edad, que podrían estar sin cuidado e incluso sin el conocimiento de sus padres, ameritó que se llamara a otra persona mayor, acudiendo al lugar una empleada administrativa del Ministerio de Seguridad, quien adujo desconocer sobre la modalidad de la convocatoria que generó la presencia de muchos menores en el lugar”, anunciaron a partir de un comunicado. Se indicó que se iniciaron “actuaciones contravencionales”.

Clausura.
La fiesta se realizaba en una propiedad privada en el barrio Las Artes, al norte de la ciudad de Santa Rosa, a donde acudieron personal del Ministerio y de la Subdirección de Nocturnidad de Santa Rosa alertados por el llamado de un vecino.
De acuerdo a lo trascendido, los inspectores llegaron al lugar y vieron que se desarrollaba una fiesta privada de la modalidad “previa”, en la cual había alrededor de 150 jóvenes, de los cuales la gran mayoría eran menores, con edades que iban entre los 14 y 17 años.
“Al momento de llegar no había en el lugar ningún adulto responsable, por lo cual se solicitó la presencia policial y se procedió a la clausura del evento. En el mismo se incautó un total de 56 botellas de bebidas alcohólicas de diferentes marcas”, informó el municipio.
Los adolescentes fueron entregados a sus padres por personal de la Unidad Funcional de Género y Adolescencia.
Ni el municipio ni el Ministerio de Seguridad indicaron si el allanamiento del lugar se hizo con orden judicial como establece la ley.