Altolaguirre sigue enojado con el Soem

Un día después de haber realizado serias acusaciones a gremialistas, empleados y medios de prensa, el intendente Leandro Altolaguirre dijo estar “podrido” por el hostigamiento permanente por parte del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, cuyos directivos “sólo ayudan a la confusión general”. Fue durante un contacto que tuvo con periodistas mientras se desarrollaba el acto en homenaje a los Caidos en Malvinas.
El jefe comunal remarcó que desde que asumió, el 10 de diciembre la planta comunal se redujo en 70 empleados. “No es cierto que sacamos gente; al contrario, las bajas se fueron dando por jubilaciones o fallecimientos; y en cuanto a los contratados, sólo a una treintena no se le renovó su vinculación mensual con el municipio”.
“Mi compromiso es reasignar los recursos humanos para poder prestar los mejores servicios y, fundamentalmente, poder garantizar a fin de mes que podemos pagar los sueldos. Acá, al que quiere trabajar no se le ponen trabas, aunque pareciera que sólo se quiere defender a los que crean conflictos, a los más mañeros”.
Altolaguirre insistió con su queja por el “el chantaje y extorsión permanente” que sufre de “algunos sectores de la comuna donde priman otros intereses, como el económico”.
Defendió la creación del área de Salud, en reemplazo de Zoonosis, y planteó que a varios días de mantenerse el conflicto con el personal que no se aviene a la nueva estructura, se iniciará el sumario correspondiente que podría terminar con el despido de ese personal. “Es un área muy importante a la que conozco bien, pero por lo que está ocurriendo no se realizan las guardias mínimas con el perjuicio que ello implica para los habitantes de la ciudad”, resaltó.