Alvear FBC se consagró campeón del Provincial de fútbol

El elenco alvearsense se impuso ante el Canario por 3-0 y logró su tercer título en el torneo de fútbol más importante de La Pampa. Vidales Sosa, Cáceres y Cornara marcaron los goles para dar vuelta una serie final que había arrancado un tanto abajo en Vértiz.
Alvear FBC se coronó ayer como campeón del Torneo Provincial de Fútbol, luego de golear 3 a 0 a Unión Deportiva Vértiz, que en la ida había ganado 1-0. El Azul alvearense alcanzó la tercera corona en cancha de Recreativo de Larroudé, donde ofició de local, con goles de Javier Vidales Sosa, Mario Cáceres y Jordan Cornara. La visita sufrió las expulsiones de Mauril y Montero, uno en cada tiempo.
Desde el inicio de este juego definitorio, Alvear FBC marcó distancias ante su rival, con mayor juego colectivo y con la audacia necesaria para quedarse con todo lo que estaba en juego.
Apoyado en una tarea importante de Vidales Sosa, con las trepadas permanentes de Bertaina y Conchez, sumado a la pausa de Leguizamón y el despliegue de Cáceres y Cornara, fue demasiado para una Unión Deportiva Vértiz que en noventa minutos no pudo generar una sola situación importante de gol, como para soñar otro desenlace.
Vértiz tuvo en Genaro, en Estevez y en Guerra cierta aproximación para ilusionarse en algún momento, pero fue escaso y sin profundidad, por eso Santucho pasó uno de sus partidos más tranquilos debajo de los tres palos. Con esa mayor audacia y con el peso de la mitad para arriba, llegaron los goles: a los 21 minutos, Cornara ejecutó en tiro libre al segundo poste, Bertaina metió la pelota al punto del penal y Javier Vidales Sosa, también de cabeza puso el 1 a 0.
Luego de la expulsión de Mauril por segunda amarilla, a Vértiz se le terminó de complicar, y si bien puso voluntad para mantener cierto equilibrio en la balanza, el segundo gol antes del cierre del primer tiempo fue devastador. A los 41 minutos, Di Francisco ganó arriba y Mario Cáceres, a un metro del arco, empujó la pelota con el pecho al fondo de la red, ante la estirada desesperada de Gebuers.
A la vuelta del descanso, Vértiz adoleció de los problemas de siempre: no podía llegar a inquietar a Santucho, que era custodiado por una férrea línea defensiva, y además sufría esa escasez de creatividad con los problemas que le generaban algunos ataques de su rival. Porque Alvear FBC nunca se desentendió de su obligación de atacar y estuvo siempre al acecho para terminar definitivamente con el pleito.
Luego de un par de llegadas cercanas, llegó finalmente el tercero: a los 39 minutos Bertaina se escapó por su andarivel y cedió a Jordan Cornara, quien sin marcas a la vista se acomodó y definió para el 3 a 0.
En este ida y vuelta definitorio, Alvear FBC mostró superioridad sobre su rival y lo coronó con otro campeonato, que era celebrado anoche en las calles alvearenses.