Amenazó, por teléfono, a Macri y lo detuvieron

La Policía Federal detuvo este lunes a un joven de 26 años sospechoso de cometer el delito de “intimidación pública”, a partir de llamados amenazantes contra el presidente Mauricio Macri realizados el 26 de agosto del año pasado, informó el Ministerio de Seguridad.
Efectivos federales de la delegación Avellaneda realizaron un allanamiento en una casa de la localidad bonaerense de Ranelagh, partido de Berazategui, que derivó en la detención del joven y el secuestro de varios elementos que podrían estar ligados al hecho, indicó la cartera en un comunicado.
Desde al año pasado, el jefe de Estado fue blanco de amenazas de muerte a través de distintas vías. Por ello, la ministra de Seguridad, Patricia Bulllrich, denunció la existencia de “un modus operandi” y aseguró que el Gobierno ejercería “una clara persecución penal” a quienes utilicen “lenguaje o metodologías violentas” de este tipo.
La amenaza al presidente se realizó a través de una llamada anónima el 26 de agosto de 2016, en la que una voz masculina decía: “La casa de Macri va a reventar”.
Cuando los efectivos allanaron la vivienda y detuvieron al hombre, incautaron también un teléfono celular (desde donde se habría hecho la amenaza), ocho handys marca Motorola y una CPU. Intervino el Juzgado Federal de Quilmes a cargo del Luis Armella, que ordenó la detención del involucrado.