Análisis de Netflix revela cambios en los modos de consumir series

Las audiencias con servicios como Netflix de todo el mundo están creando sus propias reglas en cuanto televisión se refiere. En lugar de ver un episodio por semana, prefieren hacer maratones de series y, en promedio, esto significa terminar una temporada por semana. De todos modos, si bien los maratones ya son normales, no todas las series se disfrutan de la misma manera.
Netflix presenta ahora el “Índice de Maratones” para revelar qué series son devoradas y cuáles son saboreadas.
A través de sus motores, la firma distribuidora de contenidos analizó los patrones de consumo de televisión a nivel mundial de más de 100 series serializadas en más de 190 países y descubrió que los miembros que se concentran en terminar una temporada ven dos horas por día hasta finalizar la temporada. Al clasificar las series en relación a este dato, aparecen patrones: las narrativas llenas de acción “se devoran” mientras que los dramas inteligentes “se saborean”.
Series como Sense8, Orphan Black y The 100 son atrapantes y resulta dificil dejarlas. Los elementos clásicos de terror y suspenso apuntan directo al estómago por lo que también tienden a ser devoradas, al igual que las comedias dramáticas como Orange Is the New Black, Nurse Jackie y Grace & Frankie, que llevan a repetir “solo un episodio más”.
Tramas complejas como las de House of Cards y Bloodline, en cambio, “se disfrutan más despacio”, y se dedica más tiempo a apreciar los dramas ambientados en épocas remotas, como Peaky Blinders y Mad Men.
Lo mismo ocurre con comedias irreverentes como BoJack Horseman, Love y Unbreakable Kimmy Schmidt, donde el humor surge de la crítica social y los personajes con defectos.
Metodología.
Netflix analizó más de 100 series en 190 países entre octubre de 2015 y mayo de 2016. El estudio se centró en la finalización de la primera temporada de cada serie, los datos incluyen solamente los casos en que se vio toda la temporada. Además, los resultados se dividieron en días y horas: el promedio de días para terminar de ver toda una temporada fueron cinco días, mientras que el promedio de tiempo general fue de dos horas y diez minutos. Las series que se reprodujeron en menos de dos horas por día se clasificaron como “saboreadas”, mientras que las que se reprodujeron en más de dos horas por día se identificaron como “devoradas”. No hubo restricciones de fecha de estreno, duración y cantidad de episodios. El lugar que ocupa una serie en el Índice de Maratones de Netflix no tiene relación con el nivel de audiencia.

Compartir