Anuncian paros de camioneros

El Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) realizará desde mañana paros sorpresivos por ramas, que comenzarán con el transporte de caudales, mientras que el jueves o viernes de la semana próxima habrá una huelga nacional de todas las ramas de la actividad, al fracasar la paritaria del sector.
Así lo indicó el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, en un breve discurso ante una multitud de camioneros que se concentraron en las puertas de la sede del Ministerio de Trabajo, donde minutos antes volvió a fracasar la reunión paritaria que el sindicato mantuvo con la cámara empresaria.
Un paro general de Camioneros implicaría la paralización de las 18 ramas de la actividad, que incluyen el barrido y limpieza, transporte de caudales, de combustibles, recolección de residuos y abastecimiento de supermercados y quioscos, entre otras.
De esta forma, los Moyano volvieron a aumentar la presión contra el Gobierno, luego del conflicto de hace dos semanas, cuando Camioneros realizó una huelga de 48 horas en la distribución de combustibles y el Ministerio de Trabajo debió dictar la conciliación obligatoria, aunque el gremio desafió a la Casa Rosada tardando varias horas en acatar la medida.
“Mañana (por este jueves) arrancamos con asambleas de cuatro horas por turno y paros sorpresivos por ramas que comenzarán con caudales. El jueves o viernes (de la semana próxima) va a haber un paro general de camioneros”, sostuvo el hijo del jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano.
El gremio exige un aumento salarial del 42% y una inmediata modificación del Impuesto a las Ganancias para que la mejora no se descuente por ese gravamen.
En tanto, la cámara empresaria del sector, Faadeac, lamentó el fracaso de la nueva reunión luego de haber mejorado la oferta salarial hasta llevarla del 29,6% al 30,5, a pagarse en tres tramos, la cual continúa quedando lejos de las aspiraciones del sindicato.
“Pese a las difíciles circunstancias por las que atraviesan las empresas del sector, aumentamos la oferta presentada la semana pasada. El sector empresarial se encuentra en un momento muy delicado, con un total estancamiento de la actividad y pérdidas significativas de la rentabilidad. Los volúmenes transportados fueron reducidos, en lo que va del año, entre un 30 y 50 por ciento, si lo comparamos con 2015”, sostuvo Fadeeac en un comunicado.
Tras esta última reunión, continuó el desacuerdo entre ambas partes por el pago de un bono de 17 mil pesos por única vez, que exige el gremio, para “compensar el robo a los trabajadores que hace el Gobierno con el Impuesto a las Ganancias”, según indicó Pablo Moyano.
“La Federación descarta asumir el pago de un bono o compensación en relación al efecto económico de ningún tipo de impuesto”, sostuvieron las empresas en el comunicado.
Por su parte, Pablo Moyano aprovechó su discurso para criticar al presidente Mauricio Macri y al ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
Sobre el jefe de Estado, ironizó: “Como lo van operar al Presidente (por la lesión en la rodilla que sufrió jugando al paddle), nosotros pensamos que capaz se ponía más sensible y sacaba el Impuesto a las Ganancias”.
Con relación al jefe de la cartera laboral, señaló: “Hay un ministro de Trabajo que brilla por su ausencia. Estuvo en Ginebra hablando de derechos laborales cuando a los trabajadores en la Argentina le sacan el salario con Ganancias”. (NA)

Compartir