Apareció una vaca mutilada en un campo cerca de Bernasconi

Una vaca con signos de haber sido mutilada apareció antes de ayer en una campo a sólo dos kilómetros de Bernasconi, camino a San Martín. La noticia fue confirmada por un vecino, identificado como Agustín Gusol, que subió una serie de fotografías a su muro de Facebook.
“Volvimos con las mutilaciones en La Pampa”, escribió Gusol y contó que hizo el hallazgo ayer pero tenía signos de haber muerto al menos hace tres días.
A partir de esa publicación, comenzaron a aparecer los comentarios de varias personas que opinaban debajo sobre las apariciones de animales mutilados en diferentes campos pampeanos en el transcurso de los años.
Esta aparición hizo acordar a las de los animales que entre abril y septiembre de 2002 aparecieron muertos con incisiones extrañas y otras particularidades que no tuvieron respuestas de expertos en la materia. En aquel entonces se habló de ovnis, del “chupacabras”, de la supuesta existencia de animales carroñeros y hasta sectas.
“No fueron animales”.
Gusol dialogó con laarena.com.ar y dio a conocer las sensaciones que vivió tras el hallazgo de la vaca mutilada.
“No es mi campo, yo simplemente lo cuido: el dueño vive en Capital Federal”, inició el muchacho la entrevista. Añadió que no lo sorprendió haber encontrado la vaca mutilada debido a que el año pasado, en esta misma época, había encontrado cinco animales mutilados más. “Lo que si me llamó la atención fue que vinieron dos veces. Ayer a la mañana, cuando la encontré y hoy de nuevo a sacar unas partes más”, dijo.
-¿Quienes?
-Los que mutilaron la vaca.
-¿Quienes fueron para vos?
-No sé si fueron personas con tecnología de avanzada. Descarto por completo que sean animales domésticos o de carroña.
-¿Por qué pensás que no fueron animales?
-Porque los cortes que tiene son hechos a la perfección, con sutura, no se encuentra ningún tipo de rastro o huella. Además el animal no tiene sangre. No encontré ningún desgarro o algo parecido. Aparte la vaca tiene muchísimo olor a amoníaco. Le saqué el pulmón y cuando lo apreté se desangró como si fuera un coágulo de sangre.
Tras la publicación de las fotos en internet, la policía del lugar tomó conocimiento del caso y ayer un agente llegó hasta el lugar para interiorizarse del tema. Se comprobó que el animal llevaba varias horas muerto y que no hay huellas en derredor que pudieran determinar un intento de abigeo o de querer carnear al animal. A los efectivos policiales también llamó la atención la precisión de los cortes.

Un caso anterior.
Fueron varios los hechos de animales que aparecieron mutilados en la provincia en los últimos años. El más reciente fue en julio del año pasado cuando los restos de una vaca muerta a la que le faltaban la lengua, la quijada y la ubre concitó la atención de la comunidad de estudiosos del fenómeno ovni de la zona, que se movilizó hasta un campo cercano a Santa Rosa, donde se produjo el hallazgo.
La vaca fue encontrada en la estancia Villaverde, ubicada sobre la ruta 12 a unos dos kilómetros de la ruta 35, al norte de la capital pampeana. Los restos estaban en un cuadro de pastura natural -mayormente pasto puna- y por la hinchazón del cuerpo, evidenciaba tener varias horas sin vida.
Junto con la vaca, había un ternero que no llegó a nacer y que quedó con la cabeza afuera y el resto del cuerpo dentro de su madre, lo que hace suponer que ambos murieron durante la aparición.
Lo que llamó la atención de ufólogos y aficionados al fenómeno ovni fue el faltante de la lengua, ojos y la ubre de la vaca, así como un corte preciso del cuero en torno a la boca del animal.

Explicación científica:
La voracidad del hocicudo rojizo, un ratón que habita en el campo argentino, ayudado por el zorro pampeano y algún ave, sería el principal responsable del misterioso caso de las vacas mutiladas según estudios del Senasa y la Universidad Nacional del Centro que en el año 2002 estudiaron treinta casos.