Apuran a Coirco con Portezuelo: la cumbre terminó sin acuerdos

LA PAMPA SE LEVANTO DE LA REUNION PARA NO CONVALIDAR LA MANIOBRA

La Pampa se retiró ayer de la reunión de la cumbre de gobernadores miembros del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco). Lo hizo porque la provincia de Mendoza se negó a presentar los estudios ambientales, de llenado y de manejo de la presa Portezuelo del Viento y porque, además, se negó a aprobar la constitución del Comité de Cuenca del Sistema Hídrico Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó si La Pampa no desistía del juicio por el corte del río Atuel.
La reunión se realizó, como estaba previsto, en la tarde de la víspera en el Salón de los Escudos, en la Casa Rosada, con la presencia de los gobernadores de La Pampa, Mendoza, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro. El anfitrión fue el presidente del Coirco, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, quien estuvo acompañado por el secretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartúa.

Presión a Coirco.
Tras retirarse del cónclave, Verna realizó declaraciones que fueron difundidas anoche por el área de Prensa de Casa de Gobierno. Allí ratificó la postura del Gobierno Pampeano para que Mendoza presente, antes de que se adjudique la obra, el estudio ambiental y el plan de llenado de Portezuelo.
“Los mendocinos se niegan porque, dicen, no están obligados a hacerlo, y que, en su defecto, lo harían cuando la obra ya esté adjudicada. La posición supone una trampa: una vez que se firme el contrato entre la empresa constructora y el Estado Nacional entrarán en vigencia los “derechos adquiridos, entonces nos presionarán desde el Estado Nacional porque sino tendrán que pagar la multa”, explicó el gobernador.
“Mendoza tiene que presentar el plan de llenado y manejo para ver cuánta agua sueltan y cuándo la sueltan, y eso debe ser aprobado por Coirco. Pedimos que sea antes de la adjudicación de la obra para poder verlo”.
“Ellos se cierran en que de acuerdo a la ley de la provincia y la nacional no se puede hacer un estudio fuera de la provincia donde se hace la obra. Nosotros le pedimos que hagan un estudio de toda la cuenca y lo pongan a consideración del Coirco”.

Dos ríos robados.
“Mendoza discute que quieren hacer reserva de los derechos cuando lo que tienen que hacer es presentar el estudio y el modelo de llenado de la presa, porque por ejemplo a Los Nihuiles los fueron llenando de tal manera que el agua volvió a La Pampa 25 años después -planteó Verna-. Si en el modelo de llenado te quedás con todo el río no alcanza para los que estamos aguas abajo”.
“¿La verdad? Yo no vengo acá para hacer lo que Mendoza quiere. Nos robaron dos ríos hace más de 60 años y todavía no los han devuelto”, continuó. El gobernador se refirió al Atuel y el Salado. Por el primero, La Pampa entabló una demanda sobre el final del gobierno de Oscar Mario Jorge, camino que fue ratificado por Verna. Incluso este año la propia Organización de Naciones Unidas (ONU) se pronunció en favor de La Pampa, a partir de una presentación realizada tiempo atrás por la Fundación Chadileuvú.

Condición inaceptable.
Incluso en la reunión de ayer, Mendoza dio una muestra más de su desinterés en terminar con años de despojo. Fue cuando se negó a apoyar el pedido de La Pampa, con acuerdo de Buenos Aires, Neuquén y Río Negro, para conformar el Comité de Cuenca del Sistema Hídrico Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó para que entienda sobre la incidencia del Curacó y su tenor salino sobre el Colorado cuando corre, lo que genera preocupación marcada en Río Negro y Buenos Aires puesto que puede afectar sus cultivos.
Cabe recordar que históricamente, La Pampa hizo de zona de sacrificio gracias al Tapón de Alonso, una presa que impedía que el agua del Curacó avanzara hacia el Colorado, lo que implicaba llenar de sal una enorme extensión de tierras al sur de Puelches. Este año, con las crecidas del Atuel y el Salado, la provincia se negó a cerrar el terraplén, cosechando la preocupación de Río Negro y Buenos Aires, dos provincias con explotaciones productivas que dependen del riego con agua del Colorado.
En la reunión de ayer, “los mendocinos boicotearon el pedido con el argumento de que La Pampa solicitó ante la Justicia que arbitre las medidas necesarias para su creación a partir de la falta de respuestas de los pedidos institucionales. No obstante, se mostraron dispuestos a una “negociación”: modificarían esa postura si La Pampa desiste del juicio que lleva adelante en su contra para lograr la devolución del Atuel”, se informó en el parte de prensa. “Obviamente eso es inaceptable para nosotros. ¿La verdad? No entiendo la caradurez que tienen”, dijo Verna.

Previa sin pampeanos.
Otro dato que llamó la atención a la delegación pampeana fue la realización de una reunión previa entre los gobernadores, de la que se excluyó a los representantes de La Pampa. “Había habido una reunión previa con el ministro Frigerio y Bereciartúa, y tenían un borrador junto a las demás provincias. Le dije a Bereciartúa que habían excluido a La Pampa y él dijo públicamente que no la había organizado, o sea que no desmintió que se hubiera hecho”, contó Verna.

Un proyecto con “exitoso modelo”
El asesor gubernamental sobre Recursos Hídricos, Juan Pablo Morisoli, destacó que la delegación pampeana asistió a la cumbre del Coirco con propuestas y necesidades concretas para debatir.
“La Provincia presentó un proyecto de estatuto elaborado por abogados de la provincia que replica de alguna manera lo que llamamos el exitoso modelo del Coirco, y presentamos un borrador de reglamento que fue aprobado por todas las provincias”, dijo.
Para el asesor, el ejemplo del comité de cuenca del río Colorado “puede ser replicado con la conformación del Comité de Cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó” que propuso el gobernador ante sus pares en el encuentro de la víspera.
“La reunión de hoy demostró una vez más la clara concepción de defensa de los organismos de cuenca que tiene la provincia de La Pampa”, dijo. Cabe recordar que nuestra provincia fue la impulsora de la creación del Coirco en 1956.
“El compromiso se demuestra con asistencia perfecta a todas las reuniones, compromiso económico al día y aportando con trabajo, dedicación y técnicos para la realización de las tareas necesarias”, amplió. Además, valoró la conducta pampeana en pos de la puesta en marcha del Comité del Río V.
“Lamentablemente la formación (de la cuenca del Desaguadero) no se concretó y tampoco los análisis técnicos necesarios para tener la certeza de que Portezuelo favorezca a toda la cuenca y no a una sola provincia”, cerró.