Argentina falló en los penales y perdió su tercera final consecutiva

Chile, que llegaba como vigente campeón, obtuvo más gloria este domingo y se quedó con la Copa América Centenario disputada en los Estados Unidos.

Fue en tiempo reglamentario y alargue, tras un 0 a 0.

Con ese resultado se llegó a la definición por penales, lo que reeditó la trama de la final que se disputó en Santiago de Chile.

Y la definición volvió a favorecer a los chilenos, que ganaron 4 a 2, después de que Lionel Messi elevara su tiro y el arquero Claudio Bravo detuviera el de Biglia.

Todo había comenzado bien para la Argentina, con el único penal que pudo atajar Sergio Romero, a Vidal.

Convertirían luego Castillo, Mascherano, Aránguiz, Agüero, Beausejour y Silva.

El defensor de Chile Marcelo Díaz fue expulsado a los 28 minutos del primer tiempo, luego de recibir dos amonestaciones amarillas por cometer sendas infracciones al capitán Lionel Messi.

El defensor de la Selección Argentina Marcos Rojo fue expulsado a los 42 minutos por una violenta infracción sobre Arturo Vidal.

Messi y compañía cargan ahora con una pesadísima mochila.

Tercera final perdida en tres años.

Los de Gerardo Martino habían ganado sus cinco partidos, marcado 18 goles con un Messi enchufado y descansado que facturó cinco veces y se convirtió en el máximo artillero histórico de su selección con 55 tantos, superando a Gabriel Batistuta.

El Chile de Juan Antonio Pizzi llega de menos a más, porque tras perder en el debut encadenó cuatro triunfos, entre ellos la sublime goleada 7-0 a México en cuartos de final, y cuenta no solo con Vidal y Alexis sino con un Eduardo Vargas en llamas y goleador del torneo con 6 tantos.

Ambos avanzaron con firmeza en las semifinales: la Argentina vapuleó 4-0 a los Estados Unidos y Chile doblegó 2-0 a Colombia.

Compartir