Argentina se posiciona como el país con mayor crecimiento en exportaciones de vinos al Reino Unido

Argentina se posiciona como el país con mayor crecimiento en exportaciones de vinos al Reino Unido en los últimos tres años, según un estudio elaborado por la consultora Kantar Panel que dio a conocer hoy Wines of Argentina (WofA), la institución encargada de la promoción de la marca “vino argentino” en el mundo.
La valoración del mercado inglés es una prueba de la calidad del producto, ya que el Reino Unido ha logrado convertirse en el segundo mercado en importaciones a nivel mundial y hoy representa más del 10% de las exportaciones de vinos fraccionados argentinos.
A nivel global, según el Wine and Spirit Trade Association, Argentina se encuentra en el puesto 9 del ranking mundial de exportaciones, y el vino argentino encabeza la tabla en términos de crecimiento anual con una suma del 24% en hectolitros.
En cuanto a las acciones de difusión del Malbec que WofA está llevando a cabo, Alberto Arizu dijo que “desde Wines of Argentina estamos evaluando el estado de madurez de la marca país y desarrollando programas para llegar mejor a los diferentes mercados. De ahí que el plan que pusimos en marcha en Estados Unidos sea diferente al que implementamos en China, donde el Malbec todavía es una variedad desconocida”.
El enólogo argentino Roberto de la Mota, miembro de la Academia Internacional del Vino, señaló que “el Malbec plantado en Argentina y más especialmente en Mendoza a pie franco, es decir sin injertar, llegó, según el censo de 1968 del Instituto Nacional de Vitivinicultura, a 48.000 hectáreas sólo en esta provincia”.
Argentina encabeza la lista de los países que más producen esta variedad, alcanzando las 39.300 hectáreas.
En el resto de los países competidores sus variedades insignia han cumplido un rol menos destacado: proveen un factor de diferenciación, pero las variedades que abren mercados y generan mayores ventas son las internacionalmente destacadas.
El Malbec como variedad insignia para Argentina cumplió un rol fundamental: hacer conocer el vino argentino en el mundo. por lo que esta variedad traccionó las ventas, tanto en el exterior como el mercado interno, al crecer más que el resto de las variedades, fenómeno no tiene comparación en el mundo. (Télam)