Pampeano finalista en Moscú por el diseño del nuevo Metro

ARQUITECTO PAMPEANO

El joven arquitecto integra el equipo que está ternado para la selección final. Serán los ciudadanos de Moscú los que elegirán el proyecto final merced a una votación a través de una página en internet.
El proyecto arquitectónico elaborado por un estudio cordobés que integra un arquitecto santarroseño llegó a la final del concurso para rediseñar tres estaciones del subte de Moscú. Ayer se abrió una etapa de votación electrónica en la que 1,7 millones de moscovitas elegirá cuál de los proyectos se lleva a la práctica, si el de Fernando Arias o alguno de los otros dos finalistas.
Radicado en Córdoba desde hace varios años, Fernando Arias es socio-fundador del estudio A+3, ahora asociado al estudio ruso “Pride” para participar en el concurso para revalorizar antiguas estaciones del subte y diseñar de cero las que formarán parte de una línea que está en construcción. El equipo argentino-ruso quedó finalista en una de las nuevas estaciones. “Siempre nos llamaba la atención que nuestros colegas rusos no nos mandaban fotos de cómo estaba la estación que nos había tocado, hasta que un día nos dijeron ‘es que esta todavía no está construida'”, relató Arias en una comunicación telefónica ayer por la tarde.
Esta estación forma parte del anillo más nuevo del subte de Moscú, y estará al norte del Kremlin, cerca de un parque muy popular llamado Strominka, que también ha sido revalorizado en los últimos años. “Esta es una zona de Moscú con muchas casas en bloques, muy del estilo socialista. Se está interviniendo toda la zona y están haciendo cosas muy lindas”, destacó el arquitecto.
En febrero de este año, el equipo A+3-Pride superó la primera parte del concurso con un proyecto en el que proponía un nuevo diseño para las estaciones del subte moscovita. A mediados de marzo, el equipo presentó un proyecto mucho más detallado, en el que pasó de las líneas generales a las definiciones constructivas. Los cordobeses diseñaron la parte arquitectónica, y los arquitectos rusos se encargaron de los detalles constructivos. Para ello debieron respetar a rajatabla el manual que tiene la ciudad de Moscú para los espacios públicos. “Tuvimos que diseñar nuevos sectores, hacer cálculos de iluminación y flujo de movimiento, un plan de trabajo, y una estimación de costos”, detalló Arias.
A fines de marzo, los estudios fueron notificados que habían superado la evaluación técnica. “Ayer -por el miércoles- nos avisaron que el jueves se abría la votación a la gente, pero no nos dijeron si estábamos o no”. “Hoy (por el jueves) cuando me levanté entré a la página de la Municipalidad, ¡y ahí estábamos!”, contó, entusiasmado.
“En Moscú tienen muy aceitado esto de votar por internet para tomar decisiones importantes para la ciudad”, contó el joven arquitecto. Ahora, cordobeses y rusos cruzan los dedos a la espera de que la decisión final de los moscovitas sea a su favor.