Arrancó el juicio por el asesinato de un joven en Pico: “Siempre sospeché que lo fueran a matar”

El tribunal colegiado, integrado por los jueces de audiencia Paola Loscertales, Florentino Rubio y Carlos Pellegrino, coordinó este lunes a la mañana la primera jornada del juicio oral y público que se sigue contra Roberto Palmero, por el homicidio de Diego “Kawasaki” Guardia, cometido durante el mes de febrero de 2015 en el barrio Ranqueles de General Pico.

Fiscales.
La acusación la llevan adelante los fiscales Ivana Hernández, Verónica Campo y Guillermo Komaroski, además de Horacio Di Nápoli, secretario de la Procuración General de la provincia. Además actúa como querellante María José Gianinetto y la defensa la ejerce el abogado santarroseño Gastón Gómez.

Disparo.
Durante el inicio del debate, Hernández relató que durante la noche del 20 de febrero de 2015, Palmero comenzó a perseguir a Guardia, quien transitaba a bordo de una moto que manejaba un joven identificado como Federico Alvear. La funcionaria judicial señaló que en inmediaciones de las calles 33 y 38, Guardia fue herido por un disparo de arma de fuego y que cayó tendido al piso, una cuadra después, luego que el proyectil le provocara una importante hemorragia interna.

Pedirán su absolución.
El Ministerio Público Fiscal manifestó que sostendrá la calificación inicial de “Homicidio agravado por el uso de arma y Portación de arma de fuego de uso civil sin autorización”.
Por su parte la querella adhirió al alegato fiscal y la defensa adelantó que solicitará la absolución de Palmero, tras argumentar que no existen elementos de convicción suficientes que lo situaran en la escena del crimen.

“Siempre sospeché que lo fueran a matar”.
Jorge Guardia, padre del joven asesinado, dijo que “el problema venía de hacía varios años”. En otro tramo de su relato dijo que su hijo “siempre fue amenazado por Palmero”, a veces con armas y otras, “le tiraba la camioneta encima”.
El hombre aseguró que “siempre sospeché que lo fueran a matar” y aseguró que tiene miedo por sus demás hijos y por sus nietos.