Arrestan a una oficial madre y no la dejan salir para amamantar

OTRA DE LA POLICIA

En las últimas semanas, los comisarios de la Policía de La Pampa ocuparon espacio en los distintos medios de comunicación y no precisamente por haber sido condecorados. La semana pasada el comisario Buri de Guatraché fue detenido acusado de encubrimiento y malversación; días atrás el jefe de la Delegación Sur fue acusado de apremiar y privar de la libertad a una maestra que estacionó mal su coche; y ahora le toca el turno al comisario Horacio Cuello, quien fue denunciado por el ex policía Osvaldo García: la nuera del retirado, una oficial ayudante de 23 años, recibió un castigo desmedido cuando volvió de su licencia posparto.
La muchacha -dijo García- fue madre hace tres meses y le tocó cumplir diez días de arresto, lo que implicaba permanecer 14 horas diarias en el interior de la dependencia policial sin contacto con su beba.
Después de quejarse ante la superioridad, el denunciante consiguió que la mujer pudiera acceder al derecho de madre y durante dos veces al día puede alimentar a su pequeña hija dentro de la institución.
Desde la Jefatura, García dijo que le notificaron que su nuera había cometido “un error involuntario, que excede los límites de la facultad de un comisario para sancionar a un efectivo”. Además, lograron disminuir la cantidad de días de detención a siete. Ayer presentó un recurso de amparo para realizar un descargo sobre lo ocurrido.

Denuncia.
El comisario retirado se acercó a esta redacción para informar sobre la denuncia judicial que realizó contra el jefe de la dependencia situada en barrio Butaló porque al parecer, su nuera, “fue amenazada de no hablar y tiene miedo”.
Según confió García, la mujer de 23 años “estaba con licencia de maternidad y le correspondían 120 días de licencia posparto. Ella fue madre el 9 de mayo y debía reintegrarse a la fuerza el 7 de septiembre”, sostuvo García.
“Por un error en un acto administrativo notificaron que la licencia terminaba el día 5 de este mes. Ante esto, mi nuera consultó al subcomisario Pereyra quien le dijo que su licencia concluía el día 6. Finalmente, el jueves 7 se presentó a su puesto de trabajo, como correspondía, y el comisario Horacio Cuello la sancionó con 10 días de arresto de cumplimiento efectivo”.

El expediente.
García confió además que su nuera estuvo imposibilitada de hacer un descargo administrativo porque “hicieron desaparecer todo el expediente y el único documento que tenía para poder presentar un recurso no está”.
“Se violaron los derechos de la mujer y del niño al impedir que una mujer no pueda tener contacto con su bebé. Yo le llevé la bebé para que la pueda amamantar. No tengo nada contra la policía, pero un hecho de estos es una vergüenza para la institución”, concluyó.