Ataque de EI: dos muertos y toma de rehenes en curso

Al menos dos policías murieron y 26 personas resultaron heridas en un ataque lanzado por varios hombres armados contra un restaurante frecuentado por extranjeros de la zona diplomática de la capital de Bangladesh -dos de cuyos chefs son argentinos-, que continúa con una toma de rehenes y que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).
El ataque al restaurante, ubicado en la exclusiva zona de Gulshan, en Daca, se produjo a las 20.45 (hora local), cuando en el lugar había varias personas, muchas de ellas extranjeras.
La policía del país sudasiático está preparando un plan para entrar al Holey Artisan Bakery-O’Kitchen, un restaurante con panadería más conocido simplemente como Holey y especializado en cocina mediterránea, según informó la agencia de noticias EFE.
“Han llegado 28 heridos y dos de ellos han muerto”, dijo Miraz Ul Islam, gerente del United Hospital, situado en el barrio acomodado de Gulshan, donde se produce el ataque, y al que están trasladando gran parte de las víctimas, en su mayoría policías.
Según fuentes policiales citadas por el diario local The Daily Star, los dos fallecidos son mandos policiales del país de mayoría musulmana.
“Esto es un caos. Están llegando muchos policías heridos de bala en brazos, abdomen, piernas… Alguno incluso tenía quemaduras. También hay algunos civiles heridos”, detalló desde el hospital un empresario español residente en Daca, en declaraciones a EFE.
Un empleado del restaurante, Sumon Reza, dijo al diario local The Daily Star que varios hombres armados con artefactos explosivos, pistolas y espadas entraron en el local, aunque el dueño del lugar precisó que los atacantes “son ocho”.
Uno de los chefs argentinos del local, Diego Rossini, se encontraba en el establecimiento en el momento del ataque.
“Están tirando tiros. Por favor, llamen a la Policía. Me he escondido en la terraza”, describió Rossini en un foro de una red social, para un par de horas después confirmar por Facebook que estaba “vivo” tras haber conseguido escapar.
Varios medios bangladesíes y fuentes no oficiales dan cuenta de la existencia de hasta 20 rehenes en el establecimiento, entre los que figuran ciudadanos extranjeros, aunque ninguna fuente policial lo confirmó.
La embajada de Estados Unidos en Daca confirmó la situación y tuiteó que hay “reportes de tiroteo y una situación de rehenes en Gulshan 2, Dacca. Por favor resguárdense y estén atentos a las noticias”.
También la Embajada de España en la capital bangladesí también confirmó el hecho.
El EI reclamó la autoría del ataque en un mensaje difundido por su agencia afín Amaq y recogido por la consultoría estadounidense SITE a través de su cuenta de Twitter.
“Más de 20 personas de diferentes nacionalidades han sido asesinadas en el ataque de EI en Daca”, reza el mensaje.
Desde 2013, Bangladesh ha sufrido una ola de ataques de corte islamista que se intensificó el año pasado, y que llevó a la Policía a lanzar una amplia operación policial con miles de detenidos.
Algunas de las acciones terroristas han sido reivindicadas por el EI y otras por la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio, si bien las autoridades responsabilizan a grupos autóctonos. 
Las más de 50 víctimas fatales de los último9s tres años pertenecen a grupos defensores de la laicidad, intelectuales y miembros de minorías religiosas, imputados a grupos yihadistas.
El ataque de hoy marca un dramático aumento de la violencia en el país, uno de los más pobres en Asia.
Es la primera vez que los extremistas han utilizado las tácticas vistas en los atentados yiihadistas de París, Estambul y Bruselas. (Télam)

Compartir