Cinco rosarinos, egresados de un Politécnico, son los muertos en Manhattan

De acuerdo con Cancillería, cinco rosarinos son los muertos por el ataque terrorista en Manhattan. Se trata de Alejandro Pagnucco, Hernán Mendoza, Hernán Ferruchi, Ariel Erlij (conocido empresario), y Diego Angelini. Todos residentes en Rosario de 48 años. Fueron a Nueva York para festejar sus 30 años de egresados del instituto Politécnico de Rosario (Nivel Secundario). Fueron a Manhattan para visitar a otro de sus amigos que vivía allí desde hace varios años. El otro rosarino, Martín Marro, está en “Grave estado”. En total hay ocho muertos.
El autor del atentado, de 29 años, fue baleado, herido en el abdomen y detenido por la Policía, tras salir de la camioneta con dos pistolas en cada mano que resultaron ser falsas, indicó el comisario de la Policía de Nueva York James O’Neill en una conferencia de prensa junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

EI.
El atacante, cuya identidad no fue revelada, se encontraba hospitalizado en la noche de este martes y no se brindaron detalles sobre su condición.
Testigos del ataque describieron escenas de pánico y sangre, con gente gritando del miedo y la bicisenda cubierta de cuerpos y bicicletas arrolladas.
Aunque el ataque no fue reivindicado, el modus operandi remite a los atropellos masivos que el grupo islamista radical Estado Islámico perpetró en ciudades como Niza, Berlín y Londres en los últimos años.
La Policía de Nueva York dijo que el vehículo, una camioneta alquilada de la compañía Home Depot, circulaba por una calle del Bajo Manhattan cuando subió a una bicisenda situada al borde del río Hudson y atropelló a varias personas.
Testigos citados por la cadena de noticias CNN afirmaron que el atacante gritó en árabe “Allahu akbar” (Dios es el grande), la clásica arenga de los islamistas radicales.
O’Neill dijo que el conductor hizo una declaración al bajar del vehículo y, aunque no precisó lo dicho, aseguró que la proclamación les hizo deducir que se trataba de “un acto de terrorismo”.
Una pistola de paintball y otra de aire comprimido fueron halladas en la escena, afirmó la Policía.
FOTO: La Nación.