Atlético Nacional e Independiente del Valle definen la Libertadores 2016

El partido final de la final de la Copa Libertadores de América se jugará esta noche, desde las 21.45, entre Atlético Nacional de Medellín e Independiente del Valle de Ecuador. El argentino Néstor Pitana arbitrará el partido que se disputará en el estadio Atanasio Girardot de Medellín. Televisa FOX Sports.
Pitana será secundado por sus compatriotas Darío Herrera y Germán Delfino.
El partido de ida terminó empatado en Ecuador.
Esta final, que enfrentará por primera vez en la historia de la Libertadores a colombianos y ecuatorianos, es la única instancia donde el gol de visitante no vale doble, por ello ambos equipos deberán salir a ganar.
Atlético Nacional, que fue campeón de la Copa Libertadores en 1989 tras vencer por penales en Medellín a Olimpia de Paraguay, cuenta con los argentinos Franco Armani, su destacado arquero que pasó por Ferro y Deportivo Merlo; y el recientemente incorporado Ezequiel Rescaldani (ex Vélez y Quilmes).
El conjunto “Paisa”, que en 1995 llegó también a la final y perdió ante Gremio de Brasil, cumplió en la primera fase un excelente desempeño ya que ganó todos los partidos y salió primero delante de Huracán. En octavos de final eliminó precisamente al “Globo” de Parque Patricios con un polémico arbitraje del venezolano José Argote, quien benefició al conjunto colombiano.
En los cuartos de final, el equipo que conduce el DT Reinaldo Rueda dejó en el camino a Rosario Central y en la semifinal eliminó a San Pablo de Brasil, equipo dirigido por el argentino Edgardo “Patón Bauza.
En el campeonato colombiano, el equipo de Medellín viene de ganarle 1-0 a Fortaleza, por la 5ta fecha del torneo que lidera Jaguares de Córdoba con 10 unidades.
Independiente del Valle de Ecuador, que eliminó a River Plate en octavos de final, y a Boca Juniors en semifinales, es considerado “la cenicienta del torneo” por el modesto presupuesto que demanda su plantel, dirigido por el técnico uruguayo Pablo Repetto.
En la primera fase, el modesto conjunto de Sangolqui, a 35 kilómetros de Quito, fue segundo de Atlético Mineiro de Brasil y, en cuartos de final también superó a otro poderoso equipo como Pumas de la Universidad Autónoma de México.
En el equipo ecuatoriano todos esperan la mejoría del delantero José Angulo, quien tiene un esguince de tobillo grado dos y que está siendo sometido a un riguroso proceso de recuperación para que pueda jugar la final. (Télam)

Compartir