Atuel: la ONU se pronunció a favor de La Pampa

MENDOZA CADA VEZ MAS SOLA EN SU DECISION DE CORTAR EL RIO Y NEGAR SU INTERPROVINCIALIDAD

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) se metió de lleno en la problemática del río Atuel, pronunciándose a favor de La Pampa que reclama desde hace años la restitución del río interprovincial. Ayer la entidad internacional, por medio de un comunicado difundido por expertos en Derechos Humanos de la organización, pidió al gobierno nacional  “una solución definitiva” al conflicto interprovincial que:

“garantice el acceso equitativo al agua y respete los derechos humanos de las miles de personas afectadas desde hace seis décadas”

La declaración, que surgió de un escrito difundido desde Ginebra donde la ONU tiene su sede europea, generó un fuerte impacto político en el conflicto que está judicializado desde mayo del año 2014 por una demanda presentada por La Pampa por el daño económico, social y cultural generado principalmente en el oeste, mientras Mendoza se resiste a ceder agua y continúa manejándola en forma inconsulta. Es más, el gobierno local está preocupado por un posible desborde del Atuel por excedentes en el complejo mendocino Los Nihuiles.
También se exhortó a los gobiernos de La Pampa y Mendoza “a cumplir” con el fallo de 1987 de la Corte Suprema de Justicia que reconoce la interprovincialidad del río y los instó a regular el uso del agua de forma compartida, garantizando un caudal mínimo en el tramo inferior del río”. Además, destacó que Nación “tiene que tomar medidas urgentes para proteger los derechos humanos de los residentes de las comunidades rurales de La Pampa que han vivido por décadas sin acceso adecuado al agua”, dijo el relator especial de la ONU sobre el Agua y el Saneamiento, Léo Heller, al hacer notar que “recientes desarrollos judiciales han dejado en evidencia la persistencia del problema”.

Sin compromiso.
El último de los brazos del río Atuel, compartido por La Pampa y Mendoza, se secó tras la construcción del embalse El Nihuil en 1947, financiada por la Nación. La represa se construyó en Mendoza sin tomar medidas preventivas para evitar el grave impacto que tuvo en la población de La Pampa, donde 30.000 kilómetros cuadrados se vieron afectados por la desaparición del humedal y una pérdida significativa de una fuente de agua potable y para la agricultura, la ganadería y la pesca, recordó la oficina de la ONU.
Según Heller, “los gobiernos provinciales y el gobierno nacional no se han comprometido lo suficiente para garantizar una solución adecuada a la dramática situación causada por la falta de agua en el oeste de La Pampa”. Y agregó: “Incluso, se puede constatar que, desde la construcción del embalse, se ha tolerado el uso unilateral del Atuel por parte de Mendoza, sin preocuparse por los efectos negativos en las víctimas”.
Por su parte, la relatora especial del organismo sobre Derecho a la alimentación, Hilal Elver, expresó su “grave preocupación ante el éxodo poblacional en la zona oeste de La Pampa debido a la desecación del Atuel”. La falta de agua contribuyó a la salinización del agua restante, lo que provocó escasez de forraje para el ganado, la muerte de animales así como la degradación del suelo, que tiene efectos negativos en la agricultura, según observó la ONU.
“Esa situación contradice rotundamente la obligación del Estado de respetar, proteger y realizar el derecho humano a una alimentación adecuada”, advirtió Elver, al señalar que “el Estado no debe adoptar medidas de ningún tipo que tenga por resultado impedir el acceso a alimentos en cantidad y calidad suficientes para satisfacer las necesidades alimentarias de los individuos”.

ATUEL-CRECIDO
“No cumplieron”
Sobre el fallo de 1987 de la Corte Suprema, los expertos de las Naciones Unidas manifestaron que “los gobiernos provinciales y el gobierno nacional no han logrado cumplir con las provisiones de esta decisión” y que “otro problema aún más grave es que el cumplimiento de los derechos humanos de las víctimas no ha sido el objetivo principal de los poderes públicos, lo que hace que se siga impidiendo el acceso de las comunidades afectadas al agua potable necesaria para usos personales, domésticos, para la producción de alimentos”.
Después de pedir que se “evite la perpetuación del conflicto interprovincial que implica la denegación del derecho humano al agua”, recordaron que “la principal obligación de garantizar los derechos humanos para todos es del Estado”. Cabe señalar que los relatores especiales se pronunciaron sobre este caso en sendas comunicaciones oficiales enviadas al gobierno nacional en los años 2014 y 2015 y según la información, “las autoridades argentinas respondieron a los expertos en 2015 sugiriendo su confirmación de las presuntas violaciones”.

“Un trabajo sostenido”
El diputado Martín Berhongaray (Frepam) aseguró ayer que “es insostenible el atropello mendocino” y sobre el pronunciamiento destacó que “es una respuesta muy positiva que en lo personal esperaba de la ONU desde hace más de un año y que es fruto de tesón y la constancia que siempre puso la Fuchad en la lucha por el río Atuel que, cuando nadie lo intentaba, empezó a interponer reclamos ante organismos internacionales”.
“Es un trabajo sostenido y muy serio el que se viene impulsando desde la Fuchad que cada tanto se ven gratificados con alguna devolución alentadora que invita a pensar que la solución está cerca y que en poco tiempo más nos van a reconocer el derecho a utilizar los caudales en forma compartida”, agregó el legislador, indicando además que “luego va a quedar el tema del daño ambiental que va a ser muy difícil de revertir, y por supuesto los conflictos sociales y productivos que nos ocasionó el despojo por parte de Mendoza”.
“Queda claro que ya es insostenible el atropello mendocino. Cuanto un tribunal u organismo es consultado sobre el tema, siempre se terminan expresando en favor de la posición pampeana, y el mismo tenor de condena a los abusos se va a pronunciar la Corte Suprema de Justicia de la Nación una vez que dicte su fallo”, expresó Berhongaray a LA ARENA.

“En Mendoza, cayó como una bomba”
El presidente de la Fundación Chadileuvú, Héctor Gómez, resaltó ayer el pronunciamiento de Naciones Unidas a favor del reclamo de La Pampa contra Mendoza por el corte del río Atuel, afirmando que es un “paso muy importante”, mientras que el secretario de Recursos Hídricos provincial, Javier Schlegel, manifestó que el agua es de “ambas provincias” y planteó la necesidad de reactivar el cauce y conformar un comité de cuenca.
“Nosotros hicimos una presentación hace más de dos años ante la Relatoría del Agua de la ONU en Ginebra, y durante mucho tiempo no tuvimos prácticamente noticias. Hace 12 días nos llamaron para decirnos que la información que enviamos estaba completa, pero agregamos los últimos hechos”, comentó el titular de la fundación pampeana, destacando además que “nos enteramos de la respuesta por los medios y nos pone muy contentos”.
Al ser consultado por LA ARENA, luego de conocerse el pronunciamiento del organismo internacional, Gómez afirmó que “es muy importante lo que dice Naciones Unidas sobre el conflicto interprovincial, porque habla de la necesidad de buscar un acuerdo que nos permita resolver la problemática. La verdad es que en Mendoza cayó como una bomba esto, ya que favorece al reclamo que sostenemos desde La Pampa”.
Además, señaló: “Nos sorprende que la ONU haya hecho una declaración pública, porque ellos siempre se manejan en forma reservada y a nivel de gobierno, creo que no deben haber recibido una respuesta satisfactoria del gobierno nacional y de Mendoza y por eso recurrieron a esta forma de responder al tema”. Asimismo, planteó que la solución es que “haya una escorrentía del río Atuel para que la vida de la gente mejore, para que llegue el agua”.
El conflicto ocasionado a partir del corte del Atuel que provocó Mendoza en perjuicio de La Pampa, llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación en mayo del año 2014, cuando el entonces gobernador Oscar Jorge planteó una demanda por la interrupción del río y los daños económicos, sociales y culturales ocasionados, sobre todo en el oeste. Se trata del segundo juicio, ya que en 1987, el máximo tribunal declaró que el río es interprovincial. Ahora, Naciones Unidas se pronunció a favor del reclamo pampeano y pidió al Estado nacional que tome medidas para reactivar el cauce.

ATUEL

La Justicia.
Por su parte, el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, manifestó que el gobierno jorgista presentó en los años 2014 y 2015 el caso del Atuel en la ONU y “se dejó información con la intervención las secretarías de Derechos Humanos de La Pampa y de la Nación. Evidentemente, el trabajo que venimos realizando ahora se empieza a sentir y esto que sucede nos da la razón a los pampeanos, necesitamos un caudal permanente porque así tendríamos un cauce, y no habría inundaciones”.
El conflicto del río interprovincial, según el funcionario, es “observado desde hace tiempo a nivel internacional y estamos por comunicarnos con el Relator del Agua para seguir potenciando este tema en Naciones Unidas. Cada vez el caso se visibiliza más y es lo que nosotros queremos, el Atuel es de ambas provincias y cada vez hay mayor conciencia e identificación sobre eso”. En sintonía con Gómez, Schlegel planteó que es necesario “conseguir un caudal mínimo de agua para mantener el cauce y además, que se conforme un comité de cuenca”. Por último, dijo que el conflicto fue judicializado en 2014 por la Provincia y que “está faltando que los jueces llamen a las partes”.

El gobierno reunió comité de crisis
“Acá hay que estar preparado para responder a la contingencia”, concluyó el ingeniero jefe de Vialidad Provincial, Rodrigo Cadenas. El funcionario fue uno de los que ayer participó de la reunión del comité de crisis en Santa Isabel y la posterior recorrida por algunos de los puestos en los que se realizaron las últimas tareas de contención para evitar que el agua haga estragos en las casas y las pertenencias de los pobladores oesteños.
El encuentro se desarrolló ayer a la mañana. A la cabeza estuvo el secretario de Asuntos Hídricos, Javier Schlegel; el director de Políticas Hídricas, Gastón Buss; el subsecretario de Asuntos Municipales, Rubén Santillán; el asesor gubernamental Juan Pablo Morisoli; el subsecretario de Salud, Jorge Abrego; el representante del Ministerio de Producción, Marcos Jaramillo; y el representante del Ministerio de Desarrollo Territorial, Daniel Decristófano.
La reunión de trabajo se desarrolló en la delegación noroeste de la Subsecretaría de Descentralización Territorial, en Santa Isabel. Además de los funcionarios provinciales mencionados arriba, participaron el subdirector de Defensa Civil Damián Bolla; el viceintendente de la localidad anfitriona, Cristian Echegaray; la directora del hospital “Manuel Pérez”, Nuria Ranz; la delegada del Ministerio de Desarrollo Social, Silvia Rodríguez; la asistente social Lía Galdame; el comisario Mauricio Núñez y Claudia Zúñiga, de la Asamblea en Defensa de los Ríos Pampeanos.

Contenciones.
Más tarde, una delegación compuesta por representantes de las Secretarías de Asuntos Municipales y de Recursos Hídricos, Vialidad Provincial y Defensa Civil visitó distintos puestos de la zona de Santa Isabel ver el curso de las obras que se llevan a cabo para proteger a los puesteros y sus bienes en caso que la crecida amenace sus viviendas.
Schlegel, Buss, Santillán y Cadenas fueron acompañados por autoridades locales en la recorrida que también sirvió para que los puesteros firmaran los documentos que autorizaban la realización de las obras en sus propiedades. Las otras obras que fueron supervisadas por los funcionarios fueron las que se siguen llevando a cabo sobre los caminos vecinales y adyacencias.
Cadenas dijo que el trabajo de Vialidad Provincial se enmarca en un plan de contingencia que incluye diversas tareas en la cuenca de influencia del río, “incluso algunos que no se ven” y que son la base de otras. El ingeniero recalcó que el hecho que Mendoza no informe sobre la situación del agua y las eventuales sueltas es una complicación extra: “Si uno sabe con antelación por dónde va a ir la cosa se prepara en ese sentido. Acá hay que estar preparado para responder a la contingencia”.
Los trabajos, tanto en Santa Isabel como en Algarrobo del Aguila y sus zonas de influencia, consistieron en la limpieza de alcantarillas, alteos y limpieza de zonas que puedan significar algún tipo de tapón para el avance del agua por sus cauces naturales.

Fuerte impacto en la prensa cuyana
“Río Atuel: la ONU se puso del lado de La Pampa”, tituló ayer el sitio mendocino de noticias jornadaonline.com. “La ONU respaldó a La Pampa en el conflicto por el río Atuel”, expuso en su web Sitio Andino. Ambos sitios de noticias fueron los más categóricos para definir el impacto que el informe de los expertos de la ONU tiene en el marco de la demanda que La Pampa realizó contra Mendoza ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
“La vecina provincia consigue así un respaldo fuerte en la causa que deberá definir la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, concluyó el primero de los sitios. “Expertos de DDHH afirmaron que ‘se ha tolerado el uso unilateral del Atuel por parte de la provincia de Mendoza, sin preocuparse por los efectos negativos en las víctimas'”, destacó Sitio Andino.
A su vez, este último portal de noticias, continuó el análisis de la noticia buscando la opinión del diputado mendocino Gustavo Villegas. “La Pampa intenta conseguir dinero de Mendoza y no agua”, fue la reflexión del legislador oriundo de General Alvear. “La provincia de la Pampa ha insistido en distintos tribunales internacionales, en La Haya, la ONU, tratando de exponer su caso y gastando energía en este tipo de procedimientos, en vez de gastar las energías en realizar las obras que necesita la Pampa”, concluyó.
Otros periódicos y sitios de noticias donde la noticia tuvo repercusión fueron el matutino Los Andes, Mendoza Online, UNO San Rafael y el diario San Rafael.