Atuel: la propuesta es “inaceptable” sin comité de cuenca

LA PAMPA SALUDO LA APERTURA AL DIALOGO MENDOCINO PERO RATIFICO EL JUICIO

El gobernador Carlos Verna consideró “inaceptable” la propuesta de acciones en relación al río Atuel que el jueves hizo llegar la vicegobernadora mendocina Laura Montero y consideró que previó a cualquier negociación primero se debe crear el Comité de Cuenca del Río Atuel. Verna saludó la apertura al diálogo que refleja la nota aunque consideró que si esa actitud es genuina, el paso obligado es el comité. Recordó que todos los intentos pampeanos por acordar el uso del río fracasaron por la negativa mendocina y que fue ella misma una de las que más atacó el convenio del 2008, que era beneficioso para las dos partes.
A menos de una semana de recibida, el gobernador pampeano respondió la nota que el jueves le hizo llegar la vicegobernadora Laura Montero (UCR) con una propuesta de acordar obras para garantizar un escurrimiento permanente del río Atuel en territorio pampeano, y el pedido de que La Pampa abandone el juicio que comenzó en 2014.
La respuesta de Verna salió ayer rumbo a Mendoza y LA ARENA tuvo acceso exclusivo a ella. El texto sintoniza la postura que el gobierno pampeano tiene como bandera en el tema del río Atuel: cualquier instancia de diálogo tiene que estar precedida por la creación de un órgano administrativo que gestione las aguas del río Atuel en forma consensuada y atendiendo a las necesidades de las dos provincias.
En su inicio, la nota de Verna saluda la intención de abrir un canal de diálogo entre las partes y destaca que la misiva reconoce el carácter interprovincial del río y el imperativo de manejar sus aguas en forma acordada. A renglón seguido recuerda que todos los intentos pampeanos de dialogar y acordar se toparon con la intransigencia o el desinterés mendocino, llevando al fracaso de esos intentos.
Tras ello, anticipa la negativa a la propuesta. Los términos en que se encuentra redactada “la hacen inaceptable” por tratarse de posiciones unilaterales sobre el tema. Más inaceptable aún, dice, es el pedio de levantar las acciones judiciales que La Pampa tiene en pos de lograr en la instancia judicial lo que no ha obtenido en la administrativa ni política.

Diálogo verdadero.
Si Mendoza realmente tiene intenciones de dialogar con La Pampa y buscar acuerdos -sostuvo Verna-, lo que corresponde hacer es crear el Comité de Cuenca del Río Atuel, tal como esta provincia viene pidiendo desde hace años. Ese órgano sería el responsable de hacer un uso “racional y equitativo” de las aguas del río, que según Montero también es la intención de su provincia.
La negativa a desandar el camino judicial y el sumisión de cualquier avance a la creación del Comité de Cuenca están justificadas en el largo historial de intentos fracasados de llegar a acuerdos, de abrir canales de diálogo y buscar consensos en torno al río. Uno de los más fuertes -planteó Verna- fue el del año 2008, el que se derrumbó culpa de la inacción y el desinterés de los organismos técnicos y gubernamentales mendocinos. La propia vicegobernadora Montero, senadora en ese momento, una de las que más operó para que no prosperara.
A manera de resumen, Verna insistió en que un Comité de Cuenca es “la entidad más apta para planificar y coordinar los estudios y programas para la administración, conservación, protección y aprovechamiento integral del Río Interprovincial Atuel”, el que constaría de un Consejo de Gobierno, responsable de las definiciones políticas, integrado por los gobernadores de las dos provincias, y un Comité Ejecutivo, que se encargaría de las decisiones operativas. Este comité ejecutivo sería el receptor de la propuesta que esbozó Montero en su nota del jueves 28 de julio con una enumeración de obras que permitirían la reactivación del río en territorio pampeano.

El texto de la respuesta pampeana
“Luego de leer y analizar los términos de su propuesta, por medio de la presente le manifiesto que recibo con satisfacción la apertura al diálogo, en la cual se reconoce que el río Atuel es interprovincial y que ambas provincias deber ser las que acuerden el manejo de sus aguas” (esto último resaltado).
“La Provincia de La Pampa a lo largo de los últimos años ha intentado acordar con la Provincia de Mendoza el uso compartido de las aguas del río Atuel, en todas y cada una de esas ocasiones ha visto fracasar sus intentos por las diferencias internas y los incumplimientos de los organismos mendocinos que han frustrado los acuerdos interprovinciales. La imposibilidad de lograr acuerdos sustentables es lo que derivó en una demanda por ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.
“En los términos que se encuentra redactada su propuesta, la que contiene solamente posiciones unilaterales, la hacen inaceptable. En especial su pedido de suspensión de los procesos legales, los que no serán suspendidos por no existir causa válida que habilite tal medida”.
“Considero que las medidas y obras que Usted pretende regular mediante el convenio deben ser acordadas en el marco del Comité de Cuenca del Río Atuel. Por ello creo que una verdadera voluntad de resolver el diferendo que mantienen nuestras provincias desde hace décadas, debería estar precedida por la creación del Comité de Cuenca del Río Atuel, para el manejo en conjunto de las aguas en forma racional y equitativa”.
“Lo manifestado encuentra su fundamento en los antecedentes fácticos que presiden esta instancia de diálogo, ya que la Provincia de La Pampa ha respetado los convenios interprovinciales referidos al Río Atuel, tal es así que el Convenio del año 2008 fue firmado y posteriormente ratificado por Ley Provincial Nº 2468, y se vio frustrado en su primer momento, por la inacción y luego por el rechazo de la legislatura de Mendoza, que lo convirtió en letra muerta”.
“El citado convenio no causaba ningún perjuicio a las partes, pese a las manifestaciones contrarias mantenidas en el tiempo por usted en su rol de senadora por la Provincia de Mendoza”.
“Por ello, vuelvo a reiterar mi pedido de creación del Comité de Cuenca, al que considero la entidad más apta para planificar y coordinar los estudios y programas para la administración, conservación, protección y aprovechamiento integral del Río Interprovincial Atuel, a través del Consejo de Gobierno integrado por los gobernadores, y del Comité Ejecutivo que es quien deberá analizar la propuesta que usted formula”.
“Sin otro particular, hago propicia la oportunidad para saludarla con atenta consideración”.

Mendoza también envió una nota a Nación
La vicegobernadora mendocina Laura Montero reveló ayer que una carta de tono similar a la que el jueves envió al gobernador Carlos Verna por el tema Atuel, remitió al subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación. La intención es que Nación convoque a las dos provincias a una reunión tripartita para buscar soluciones al conflicto. “La solución son las obras”, sostuvo Montero, que se rió cuando mencionó el interés de La Pampa en controlar los caudales del río, lo que definió como “un avance sobre la jurisdicción de Mendoza”.

Atuel-Montero
La vicegobernadora Montero mantuvo ayer por la mañana una extensa entrevista con la delegación en General Alvear de la emisora Radio Mitre. Habló con un tono conciliador e incluso contradijo al periodista que criticó la postura pampeana de no levantar el juicio por el Atuel. “Los procesos judiciales van a seguir y eso no impide hablar de las obras”, sostuvo.
La entrevista tuvo algunos párrafos reveladores en el contexto de este largo conflicto. Por ejemplo, cuando la vicegobernadora reconoció que cuando se construyó y terminó el primer dique El Nihuil, año 1947, La Pampa no existía como provincia sino que era un territorio nacional y ello perjudicó a esta jurisdicción. También admitió que un problema fundamental es el elevado porcentaje de pérdidas que tiene la red primaria, secundaria y terciaria de riego, que complica la producción en Mendoza y restringe agua que podría llegar a La Pampa.
El planteo de la senadora es que todo se limita a una cuestión de obras de infraestructura. En ningún momento habló de comité de cuenca u organismos similares, solo cuando mencionó la “rígida posición del gobernador Verna” en relación al tema y al uso conjunto del río. “Verna -dijo- está con una posición más rígida de llegar a la jurisdicción de Mendoza, de llegar al control de los caudales. Eso…, bueno…”, y remató la frase con tono jocoso. La mandataria hizo esta reflexión cuando uno de los periodistas le planteó la reticencia pampeana a hacer obras si previamente no se acuerda el caudal que llegará a la provincia.
Por último anticipó que también se contactó con el subsecretario nacional Pablo Bereciartúa, a quien propuso una reunión conjunta para hablar del tema obras. Esta fue una medida acordada con el gobernador Alfredo Cornejo, según comentó.