Atuel: Verna pidió la “urgente” intervención de Nación

El gobernador, Carlos Verna, envió una nota al presidente, Mauricio Macri, pidiéndole que Nación arbitre en forma “urgente” las medidas necesarias para que el río Atuel escurra de manera permanente por su cauce natural en La Pampa, se constituya el Comité de Cuenca del Río Atuel que regule el uso del agua y “cese de inmediato la vulneración de los derechos de los pampeanos”.
El gobernador cursó la carta luego de que se conociera el pronunciamiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) convalidando el reclamo pampeano, enfatizando las violaciones a derechos humanos de los pobladores de la zona afectada que se producen y remarcando que ni el gobierno de Mendoza ni el Nacional han cumplido con sus obligaciones para zanjar el diferendo.
En el texto, el mandatario provincial hace un raconto de la historia reciente del conflicto, que comenzó en el año 1987 cuando la Corte Suprema de Justicia estableció la “interprovincialidad” del río e instó a ambas provincias a celebrar “de buena fe” convenios para regular su uso.
Los primeros tratados se firmaron en 1989 y 1992 pero “nunca fueron cumplidos por Mendoza”, destacó Verna, quien recordó que una nueva oportunidad fue el Convenio Marco firmado en 2008 entre los estados provinciales pero que, tras ser aprobado por la Legislatura de La Pampa “en tiempo oportuno”, fue rechazado por la mendocina “varios años después”.

Daños ambientales.
“Mendoza ha transgredido una larga serie de normas nacionales e internacionales, lo que da una naturaleza claramente antijurídica a su proceder. A raíz de su comportamiento, Mendoza ha generado y continúa produciendo importantes daños ecológicos y ambientales”, sigue el texto de Verna, que destaca que a partir de la “imposibilidad de arribar a una solución consensuada”, La Pampa realizó una nueva presentación judicial en 2014.
Enfatizó también que dentro de su búsqueda por solucionar el problema se cuenta el pedido realizado el 8 de junio de este año al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para que convoque “dentro de las facultades que la ley le otorga a los representantes de las provincias que integramos la Cuenca del Río Atuel a fin de que se constituya el Comité de Cuenca para lograr un uso equitativo y racional de las aguas mismo” y adjuntó una copia de la nota remitida.
También argumentó que el miércoles pasado se conocieron públicamente las opiniones de los relatores de las Naciones Unidas Léo Heller e Hilal Elver a partir de una presentación realizada por la Fundación Chadileuvú y que “otorgan plena razón a mi Provincia”.

Naciones Unidas.
Los expertos internacionales señalaron que “el gobierno de Argentina tiene que tomar medidas urgentes para proteger los derechos humanos de los residentes de las comunidades rurales de La Pampa que han vivido durante décadas sin acceso adecuado al agua” y que se constató que “desde la construcción del embalse se ha tolerado el uso unilateral del Atuel por parte de la provincia de Mendoza sin preocuparse por los efectos negativos en las víctimas”.
De hecho, estimaron, esta situación “contradice rotundamente la obligación del Estado de respetar, proteger y realizar el derecho humano a una alimentación adecuada” y se produce desde el inicio del conflicto a partir de la tolerancia nacional ante la conducta de las autoridades mendocinas.
Dicha inacción, evaluaron los relatores, es una demostración de que “los derechos humanos de las víctimas no han sido el objetivo principal de los poderes públicos” algo que derivó en que “siga impidiéndose el acceso de las comunidades afectadas al agua potable para usos personales, domésticos, la producción de alimentos”.
Tras abogar por “evitar la perpetuación del conflicto interprovincial que implica la denegación del derecho humano al agua y a la alimentación de muchos argentinos”, el documento de la ONU recuerda que “independientemente de la delegación de esos servicios, la principal obligación de garantizar los derechos humanos para todos es del Estado”, lo que motivó la carta del mandatario pampeano.