Aumentan a 12, las víctimas del incendio en Londres

(170614) -- LONDRES, junio 14, 2017 (Xinhua) -- Llamas emanan de un edificio de apartamentos que es engullido por un incendio masivo en el oeste de Londres, Reino Unido, el 14 de junio de 2017. Al menos seis personas murieron y 50 han sido hospitalizadas como consecuencia del gran incendio que se desató a primeras horas del miércoles en un edificio de apartamentos de 24 plantas ubicado en el oeste de Londres, según informó la policía de la capital británica. (Xinhua/Guilhem Baker/London News Pictures/ZUMAPRESS) (jg) (ah) ***PROHIBIDO SU USO EN REINO UNIDO***

La policía de Londres elevó a doce la cifra de muertos en el incendio de la torre Grenfell, un edificio residencial en el oeste de la capital británica, y advirtió en un encuentro con la prensa que probablemente crezca la cantidad de fallecidos en las próximas horas.
Los habitantes de la Torre Grenfell de Londres habían denunciado las “pésimas condiciones de seguridad” que tenía el inmueble, mientras que la empresa de construcción que lo habilitó en 2016 afirmó que “cumplía todos los estándares” legales.
Los moradores de los 120 hogares de la torre ubicada en el barrio de North Kensington, que albergaba viviendas sociales, representados por el Grupo de Acción de Grenfell, realizaron “numerosas advertencias en los últimos años sobre las pésimas normas de seguridad para incendios”, según el blog de la organización.
Ese sitio de Internet que defiende los edificios de protección oficial y los servicios públicos del barrio de Kensington y Chelsea, asegura que todas las advertencias “cayeron en oídos sordos”.
“Predijimos que una catástrofe como ésta era inevitable y sólo era una cuestión de tiempo”, asegura el documento en el que se muestra una lista de enlaces a las publicaciones anteriores en las que realizan denuncias por las condiciones de seguridad.
Un post de la agrupación con fecha de noviembre de 2016 sostiene que “es aterrador, pero el Grupo de Acción Grenfell cree firmemente que sólo un evento catastrófico va a exponer la ineptitud e incompetencia de nuestro propietario KCTMO y poner fin a las peligrosas condiciones de vida y el descuido de la legislación de salud y seguridad”.
Por su parte, David Collins, vocero de la asociación de residentes de la Torre Grenfell, afirmó en declaraciones a la cadena pública británica BBC que los vecinos habían comunicado en varias ocasiones a los administradores del edificio y al Ayuntamiento de Kensington y Chelsea sus temores sobre la seguridad del bloque.
“Informamos varias veces de nuestras inquietudes, entre ellas relativas a la seguridad contra incendios, que finalmente no se investigaron durante las obras de rehabilitación”, manifestó.
Rydon, la empresa de construcción que el año pasado rehabilitó el exterior del bloque de pisos, construido originalmente en 1974, por valor de 8,6 millones de libras (unos 9,7 millones de euros), emitió un comunicado en el que afirmó que el edificio “cumplía todos los estándares” legales.