Aumentó el uso de agrotóxicos

EL CAMPO UTILIZA 350 MILLONES DE LITROS DE AGROTOXICOS

Referentes de la salud y grupos ambientalistas señalaron que no hay estadísticas reales sobre la incidencia de los agroquímicos en la salud de las personas. Y afirmaron que aumentó el cultivo de transgénicos.
“En los últimos 20 años el uso de agroquímicos se ha incrementado, además está el cultivo de los transgénicos dominando más del 90 por ciento de las superficies cultivadas y se usan por año unos 350 millones de litros de sustancias como glifosato y otros pesticidas”, dijo ayer Jorge Yabkowski, presidente de la Fesprosa en el marco de las jornadas realizadas en la sede de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLPam para debatir el impacto de los agroquímicos en la salud humana.
La actividad fue organizada por la Cooperativa Regional de Electricidad (Corpico), la Universidad Nacional de La Pampa, La Federación Sindical de los Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), la Fundación Chadileuvú, el Colectivo Sanitario Andrés Carrasco, Colectivo Sanitario La Pampa, Médicos de Pueblos Fumigados y Red Eco Socialista.
Yabkowski dijo que se debe fomentar una campaña de difusión y concientización para que el
Estado incorpore el tema en la agenda y no haga solo lo que le piden las grandes empresas y los propietarios de los núcleos sojeros que hoy imponen su lógica y llevan al país a un desastre sanitario.
El entrevistado explicó que en La Pampa y en cada provincia está la necesidad de tomar decisiones en cuanto a la aplicación, el almacenamiento y la distribución descontrolada de los residuos de diferentes formas.
Mariano Rosa, integrante del Colectivo Andrés Carrasco, aseguró que “hay una manipulación de las estadísticas y un silencio de los organismos estatales. No hay un relevamiento serio por parte del Estado sobre el impacto que el modelo productivo está teniendo en la salud de la gente, por esa razón los muestreos y la información se limita a los grupos ambientalistas, organizaciones de salud y otras entidades no gubernamentales”. Aseguró que este tipo de jornadas, como la realizada en esta ciudad y hace unos meses en Santa Rosa, sirven para poner en el debate público lo que la política tradicional no quiere discutir.

Investigación universitaria.
El vicerrector de la UNLPam, Hugo Alfonso, explicó que la jornada fue necesaria porque se trata de una problemática que afecta a toda la sociedad y se debe trabajar en conjunto para dar una solución. Y la universidad es el ámbito adecuado para poder realizar una investigación que plasme la realidad, con una temática que ya es tenida en cuenta pero que requiere información fidedigna. A partir de la Facultad de Agronomía se podría trabajar para determinar si se está afectando en esta provincia a la salud de los ciudadanos y qué cambios se pueden pensar desde la educación y la formación profesional.
Medardo Ávila Vásquez, profesor de la Facultad de Medicina de Córdoba y coordinador de la Red de Pueblos Fumigados, dijo a LA ARENA: “Estamos viendo que en los pueblos agrícolas de Argentina, como ocurre en la provincia de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y otros lugares, ha cambiado el patrón de enfermedades. Predomina el cáncer y se incrementó la cantidad de niños que nacen con malformaciones porque de 10 nacimientos hay dos bebés que nacen con problemas congénitos porque su madre estuvo expuesta a sustancias tóxicas durante su embarazo. Además de otras afecciones que podrían evitarse si no hubiera fumigación o esa práctica se hiciera lejos de la zona poblada.
“Nosotros venimos denunciando que estamos utilizando un modelo de producción agrícola que utiliza cada vez más venenos que hacen daño a los humanos y así como matan plantas e insectos afectan los mecanismos biológicos de las personas”, señaló. Y analizó que eso no se restringe a la población de zonas rurales porque hay contaminación en los alimentos de uso masivo.