Un autobomba no llegó a un incendio porque se le reventó una goma

Dos habitaciones de una casa de la calle Montaldo, en el barrio Malvinas Argentinas, ardieron en horas de la siesta de ayer. Los bomberos demoraron en llegar por un problema en la dotación que había partido hacia el lugar. El fuego se inició por un cortocircuito y no hubo heridos.
Una casa de la calle Montaldo 158, en el norte de la ciudad de Santa Rosa, sufrió un incendio que afectó dos habitaciones. El hecho se registró a las 14.30. Actuaron dos dotaciones de bomberos que llegaron más tarde de lo previsto. Es que la primera que había partido hacia el lugar, el autobomba del cuartel de bomberos de la calle José Ingenieros, reventó un neumático cuando iba por la calle Luro, a la altura de Alem.
Aunque todavía no estaban realizadas las pericias, los servidores públicos informaron que el foco igneo tuvo como origen un cortocircuito. Las llamas se esparcieron por dos habitaciones de la vivienda y luego tomaron el techo. Una vecina que vive en la parte posterior de la casa siniestrada aseguró a este diario que temió que el fuego se propagara hacia su vivienda por la altura que tenían las llamas cuando tomaron la membrana asfáltica.

Recapado.
Ante la demora de las autobombas de bomberos, el lugar estuvo plagado de efectivos policiales que cortaron la calle Montaldo en la cuadra del incendio. Algunos ocupantes de la vivienda esperaron el trabajo de los efectivos sentados en la vereda de enfrente. “Fue un cortocircuito”, fue lo único que dijo a este diario una joven que seguía con atención el trabajo de los servidores públicos.
El autobomba que había salido en primer término hacia el lugar, seguía mientras tanto detenido sobre la avenida Luro, entre Padre Buodo y Rosas. Una vecina se comunicó con este diario para dar cuenta de lo ocurrido. “Reventaron un neumático. Hablé con uno de los bomberos y me dijo que era una vergüenza el estado que tenían los neumáticos. Me dijo que se reventó porque están viejos”, explicó la mujer.
Una fuente bomberil confirmó a este diario que el desperfecto que sufrió el rodado había sido el que describió la vecina. Un reportero gráfico de LA ARENA se acercó al lugar y tomó imágenes de la rueda rota, a la cual se le había salido un trozo del recapado.