Avanza el turismo médico en Argentina

El primer Foro de Turismo Médico reunió a empresarios de la salud y autoridades del ente turístico porteño quienes presentaron a las cadenas hoteleras los lineamientos para operar en un sector que hoy mueve a 14 mil turistas por año en busca de medicina curativa y estética.
El encuentro se llevó a cabo hoy en el Hotel Panamericano de la ciudad de Buenos Aires y sirvió de plataforma de presentación de la Acreditación Hotelera en Turismo Médico, una serie de requisitos que deberán cumplir los hoteles que adhieran al programa.
La Argentina recibe en la actualidad 14.000 turistas por año en materia de medicina curativa y estética, y se estima que para el 2020 el incremento en la llegada de pacientes significaría un ingreso cercano a los 500 millones de dólares. El 38% viaja por procedimientos estéticos y el 62% por procedimientos curativos.
El Turismo Médico beneficia a la hotelería, las agencias, la recreación y el transporte, ya que, según datos provistos por la Cámara Argentina de Turismo Médico (Ciapsa), cada paciente viaja con dos o tres acompañantes que gastan, en promedio hasta 13.000 dólares por grupo, debido a que las estadías de este segmento turístico suelen ser más prolongadas que las del turista común.
En relación con la acreditación, los hoteles que sean certificados formarán parte de un listado de los alojamientos preferidos para el turismo de salud.
Hoy nuestro país cuenta con tres hoteles en proceso de acreditación, que eventualmente serán los primeros en toda Latinoamérica: el Hotel Regente, el hotel Presidente y el Hotel Feir’s Park.

Disertantes.
Disertaron en el foro organizado por Ciapsa y la Dirección General de Promoción Turística de la ciudad, Stella Maris Rivas, responsable del segmento Turismo Médico del Ente; Alejandro Muñiz, vicepresidente de Ciapsa; Agustín Arieu, gerente general de Swiss Medical; y Pablo Selvaggi, facilitador de Turismo Médico de la operadora de viajes Barneos Argentina Incoming.
Al respecto, Arieu dio a conocer un extenso listado de requisitos, entre los cuales se destacan la protección médica de los establecimientos, servicios permanentes de enfermería, cama para acompañante, disfibriladores automáticos, personal capacitado en RCP (resucitación cardiopulmonar) y la presencia de un medical concièrge (conserje con conocimientos de primeros auxilios), entre otros.
En relación con la acreditación, Arieu manifestó que aquellos hoteles que sean certificados “formarán parte de un listado de los preferidos para el turismo de salud” y contó detalles sobre el proceso de la misma, que se inicia con una visita y un informe sobre el nivel alcanzado en cuanto a los requisitos mencionados, que no deberá ser inferior al 75% para calificar.
Consultado por Télam sobre la cantidad de hoteles que adhieren al sistema de acreditación, Abreu manifestó que “tenemos tres hoteles en proceso de acreditación, que se van a transformar en los primeros de latinoamérica con esta acreditación, que no es una acreditación común, porque hay muy pocos antecedentes de una acreditación hotelera de estas características”.
Los establecimientos que están en proceso de acreditación actualmente son el Hotel Regente, el Presidente y el Feir’s Park. A su turno, Rivas manifestó que, a escala global, “existen más de 55 millones de turistas al año que se engloban en este rubro, y que, según un estudio de la Universidad de Oxford, “da proyecciones de una tasa de crecimiento del orden del 25% de aquí a 10 años”, lo que representa un movimiento de personas ubicado entre el tres y el cuatro por ciento de la población mundial.

Preventivos.
A la hora de describir al segmento, Rivas indicó que está abarcado tanto por la medicina curativa, la estética dental, facial y corporal, así como por los tratamientos preventivos y el Medical Wellness, servicio relacionado a actividades interdisciplinarias para el bienestar integral, como tratamientos de spa y programas de adelgazamientos, éstos últimos aportantes de un 40% adicional de ingresos.
El vicepresidente de Ciapsa aprovechó la ocasión para ponderar al Programa Médico Obligatorio (PMO) vigente en el país, al que consideró “inclusivo” comparándola con las prestaciones disponibles en Europa y los Estados Unidos, en donde, salvo excepciones “todo está cubierto por una cuota”.
Al respecto destacó la calidad de Córdoba, Mendoza, Rosario y Buenos Aires en lo que a prestaciones se refiere, poniéndolas al nivel de las mejores del mundo y a los cortos tiempos de espera: “semanas contra meses de Canadá o Europa”.
Todos los panelistas coincidieron en afirmar que Argentina tiene “las mejores condiciones” para desarrollar actividades en el segmento; la seguridad, los servicios de agua potable, instalaciones y servicios de primera categoría, equilibrio entre precio y calidad, la accesibilidad al país y la transparencia de las prestaciones, son considerados como los pilares fundamentales de un buen servicio.
Los pacientes de turismo médico gastan entre cinco y nueve veces más que un turista de placer o trabajo y el 75% de ellos viaja con un acompañante. A esos gastos se les considera un adicional del 20% destinado a extensiones de estadías, turismo y transporte interno, gastronomía, recreación y compras, entre otros.
Argentina cuenta con un gran nivel de tecnología y de profesionales para recibir de la mejor manera al turismo médico, y es apta tanto para esta especialidad como para el turismo de convenciones.
Durante la presentación del foro, Karina Peticone anunció la realización del Segundo Congreso Mundial de Turismo Médico, programado para abril de 2017 en Buenos Aires, y cuya primera edición fue realizada en agosto de 2015.