Báez terminó la indagatoria y cuestionó la acusación en un escrito

El empresario Lázaro Báez cuestionó ante el juez federal Sebastián Casanello la prueba que indica que sus hijos tienen cuentas en Suiza con casi 30 millones de dólares que fueron traídos a la Argentina a través de paraísos fiscales, y pidió la nulidad de su indagatoria. Lo hizo mediante un escrito que presentó ante el juez en su tercera indagatoria, y luego de haber sido procesado por dos maniobras de lavado de dinero.
Báez fue trasladado desde el penal de Ezeiza donde está detenido con prisión preventiva y bajo un impresionante operativo de seguridad, a raíz que horas más tarde está prevista la concurrencia de la ex presidenta Cristina Kirchner a notificarse de su procesamiento y embargo en la causa dólar futuro. El empresario arribó bien temprano a los tribunales de Comodoro Py.

Compartir