Barrera sanitaria: negativas a la propuesta pampeana

El Ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, y diputados provinciales se reunieron esta mañana en la Casa del Chubut, en Buenos Aires, con el director de Sanidad Animal de Senasa y representantes de las otras provincias patagónicas. El objetivo pampeano es avanzar en la eliminación de la barrera sanitaria que prohíbe la entrada de carne con hueso plano al sur del río Colorado.
Sin embargo en el encuentro se encontraron con una cerrada negativa de las provincias sureñas -a excepción de Tierra del Fuego- y del Senasa, que expusieron argumentos mayormente de índole comercial.
Además de Moralejo asistieron los diputadas Ricardo Consiglio, Carlos Bruno, Fernando Perelló, Josefina Díaz, Maximiliano Aliaga, Alicia Re, Lucrecia Barruti, Espartaco Marín y Ariel Rauschenberger,
Los pampeanos insistieron en que “no existe riesgo virósico y que representaría ahorro para el bolsillo del consumidor patagónico”.
Por su parte, el director nacional de Sanidad Animal de Senasa, Ricardo Maresca, explicó algunas dificultades que podrían afectar la comercialización internacional: dijo que si la World Organisation for Animal Health (OIE), quiere declarar a una zona “libre de fiebre aftosa sin vacunación” se requiere ausencia de circulación del virus y de infección.
Moralejo resaltó que La Pampa “no tiene aftosa hace más de veinte años”, y apuntó a “aplica un criterio de trazabilidad con un registro de establecimientos donde se tenga registros de animales y un sistema de alerta temprana que haría nula la posibilidad de cualquier riesgo de aftosa”.
“Queremos que el Senasa reconozca a La Pampa como provincia patagónica y le dé la oportunidad de integrarse económicamente”, concluyó el funcionario provincial.
La resistencia a la propuesta pampeana estuvo encabezada por los representantes de Río Negro, quienes además de las razones fitosanitarias, expusieron razones referidas al mercado interno y a las inversiones realizadas por los empresarios locales.
Misma posición asumieron los representantes de Chubut y Santa Cruz.
Neuquén acompañó la postura asumida por su provincia pero manifestó que “es necesario buscar un equilibrio que no perjudique al consumidor”.
Tierra del Fuego, en tanto, indicó que es necesario “tomar medidas porque existe una distorsión muy fuerte de los precios internos. El asado es más caro que el lomo: 250 pesos el kilo de asado en Tierra del Fuego, contra 90 pesos de La Pampa.”
Finalmente, los diputados constituyeron un acta donde se asentaron las posiciones de cada uno de los expositores y los legisladores provinciales con el compromiso de continuar trabajando en pos de un acuerdo entre las diferentes provincias.

Compartir