Benini: “El ladrón entiende que todos son de su misma condición”

El subsecretario de Asuntos Agrarios del gobierno provincial, Alexis Benini, salió al cruce de los dichos del presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro, Marcelo Casagrande, quien intentó desviar la atención sobre el debate que se generó en esa provincia y Neuquén una vez que se conociera públicamente que el precio del asado sería mucho más barato si permitieran el ingreso de carne con hueso desde La Pampa.
Casagrande acusó al gobernador Carlos Verna de buscar el fin de la barreta fitosanitaria como una forma de devolver “favores políticos hacia los empresarios frigoríficos que aportaron en su campaña”, aunque no presentó argumentos que respalden esos dichos ni su posición pro barrera, una medida que beneficia –y menos de lo que podría- a unos pocos productores en su provincia y castiga con dureza a los consumidores, que pagan la carne el doble más cara de lo que la pagarían si fuese pampeana.
El dirigente rionegrino reconoció que la barrera atenta finalmente contra lo que dice defender toda vez que –como lo ha dicho el gobernador Verna en reiteradas ocasiones- fomenta el ingreso de carne en forma clandestina y, por eso mismo, sin los controles que se le harían si llegara a través de la vía “legal”.

“Ladrón”.
Esto fue explicado por Benini, quien no dudó en que los dichos del productor rionegrino obedecen a que “el ladrón entiende que todos son de su misma condición. No sólo el gobernador está tratando de beneficiar a los frigoríficos, sino que lo hace toda la población pampeana porque la barrera es paraarancelaria, comercial, ya que tenemos serología 0”, status que anualmente se certifica.
“El problema es que no tienen una respuesta concreta para sus habitantes, que están pagando la carne el doble de lo que deberían hacerlo”, explicó el subsecretario quien pidió “tener una visión más amplia sobre el tema. Ellos son parte del negocio del lado de Río Negro” y afirmó que “la posición de La Pampa no es perjudicarlos, al contrario: si comiesen carne pampeana podrían desarrollar su ganadería y apostar a mercados más exigentes ya que son libres de aftosa sin vacunación. Pasa que le están cobrando el precio de afuera de país a sus coterráneos”.
Ratificó que las medidas impulsadas por Verna en beneficio de la industria frigorífica han sido en consonancia con los lineamientos de la política ganadera nacional de promover la carne vacuna algo que “también podría darse en el resto de la Patagonia si no fuera por esta barrera”, la cual “constitucionalmente está prohibida por ser aduana interior” además de no tener razón de ser porque “cumplimos con todos los standar de producción, no caso de brotes, no hay títulos de aftosa en los rodeos, tenemos frigoríficos que exportan a Europa, a terceros países”.