Berlín, París y Roma presionan a Londres y prometen un nuevo impulso para la Unión Europea

Los líderes de Alemania, Francia e Italia pasaron hoy al contraataque ante la crisis generada por el Brexit, con un encuentro en Berlín en el que prometieron dar un “nuevo impulso” a la Unión Europea (UE) y avisaron a Londres que no habrá negociaciones hasta que notifique oficialmente que abandona el bloque.
En vísperas de una cumbre de líderes de la UE para discutir el Brexit, las tres naciones más pobladas de Europa y más ricas de la zona euro buscaron presionar al Reino Unido para que invoque con celeridad el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que regula el proceso de salida y que sólo puede activar el país afectado.
La canciller alemana, Angela Merkel, en su carácter de anfitriona del presidente francés, Francois Hollande, y de su par italiano, Matteo Renzi, dijo que “acordamos que no habrá conversaciones informales ni formales sobre la salida del Reino Unido hasta que se realice la notificación de abandonar la Unión Europea”.
La declaración sienta las bases de lo que se prefigura como una dura pulseada entre el Reino Unido y la UE
para definir su futura relación de la forma que cada una de las partes considera más conveniente para sí misma, luego de que los británicos votaran abandonar la UE en el referéndum del 23 de junio pasado.
La postura común expresada en Berlín choca con la visión del gobierno del primer ministro británico saliente, David Cameron, y de su ministro de Finanzas, George Osborne, quien sostuvo días atrás que Londres activará el artículo 50 recién cuando tuviera una “visión clara” de sus futuras relaciones con la UE.
Cameron hizo campaña por la permanencia en la UE y renunció al imponerse el Brexit, y el líder conservador con mayores posibilidades de reemplazarlo en el cargo presentó hoy una visión de los futuros lazos con Bruselas completamente favorable al Reino Unido y que parece difícil que vaya a ser aceptada por el bloque. (Télam)

Compartir