Bombardeo del ejército nigeriano en un campo de refugiados dejó más de 100 muertos

Más de 100 personas murieron este martes y decenas resultaron heridas cuando el Ejército de Nigeria bombardeó por error un campo de refugiados en el norte del país, cuando realizaba una operación contra el grupo islamista Boko Haram.
Entre las víctimas del bombardeo al campo de Rann, situado muy cerca de la frontera con Camerún, en el estado norteño de Borno, se encontraban personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de Médicos Sin Fronteras (MSF). 
El Ejército, que no precisó el número de víctimas, confirmó este ataque aéreo ocurrido durante una operación militar contra el grupo extremista local Boko Haram.
Según explicó el comandante de la operación, Lucky Irabor, en una rueda de prensa en Maiduguri, capital de Borno, el ataque militar se inició esta mañana después de haber recibido información de que en la zona se encontraban yihadistas de Boko Haram.
Irabor dijo que ordenó la misión al tener información, incluidas las coordenadas geográficas, de una concentración de insurgentes de Boko Haram y agregó que aún no se puede determinar si se cometió un error táctico, pero que habrá una investigación.
“Desafortunadamente, el ataque se llevó a cabo pero otros civiles que estaban en los alrededores de la zona se vieron afectados”, aseguró el comandante, citado por la agencia de noticias EFE.
Es la primera vez que los militares admiten haber golpeado un objetivo civil, pues ya se han denunciado en el pasado otras incursiones de aviones que causaron víctimas fatales.
La de hoy, no obstante, es una masacre sin precedentes, con enormes dimensiones.
El portavoz gubernamental, Femi Adesina, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales en nombre del presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, mientras consideró lo sucedido como un “lamentable error operacional”.
MSF pidió a las autoridades que pongan todas las medidas en marcha para facilitar la evacuación de emergencia de los heridos. (Télam)