“Brasil no se parece más al país que conocí”, dijo la actriz Sonia Braga

La actriz brasileña Sonia Braga criticó en Miami la destitución de la ex presidenta Dilma Rousseff y pidió a los brasileños defender la democracia de un país que “no se parece” al que ella solía conocer.
“Hay un golpe en Brasil; no es un golpe militar”, dijo la actriz en una conversación con el público luego de la proyección el viernes de noche de “Aquarius”, una cinta que se ha convertido en emblema de la resistencia al nuevo gobierno de Michel Temer.
“Es muy difícil para la gente fuera de Brasil saber exactamente lo que está pasando y la dimensión del peligro por el que estamos pasando”, prosiguió la actriz, que vive actualmente en Nueva York.
“Es incluso difícil decir que el alcalde de Río de Janeiro que ganó el domingo pasado es de extrema derecha”, comentó, refiriéndose a la victoria del pastor evangélico Marcelo Crivella, del Partido Republicano de Brasil. “Ese no se parece más al país que conocí, donde viví y que amé tanto”.
“Ahora estamos en una posición, todos los brasileños, en que sabemos que hay que hacer algo para no perder algo que fue muy difícil de conseguir: la democracia. La democracia en Brasil -lograda en los años ’80- es todavía muy joven”.
Muy afablemente, Braga respondió las preguntas del público al presentar en el Tower Theater de la pequeña Habana en Miami la película de Kleber Mendonça Filho, que estuvo nominada a la Palma de Oro de Cannes.
Contó que su madre debió ocuparse sola de siete hijos con un trabajo como costurera y que, gracias a esa experiencia, se familiarizó con los problemas sociales en Brasil.
“Siempre tuve sentimientos intuitivos sobre lo que es bueno y lo que es justo para mi país y mi gente. Y lo que puedo hacer mejor es decir en voz alta lo que siento”.
Lamentó que los brasileños “estemos en una posición en que las posturas son tan radicales que no hay debates”. (AFP)

Compartir