Brasil termina 2016 con una inflación de 6,29 por ciento

Brasil terminó 2016 con una inflación de 6,29%, por debajo del techo de tolerancia de 6,5% y menor a la esperada por el mercado, informó hoy el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).El Índice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), referente oficial tomado por el Gobierno, se mantuvo así dentro de los dos puntos de tolerancia de la meta de 4,5% fijada hasta 2016.Los analistas del mercado consultados semanalmente por el Banco Central habían proyectado en el último boletín, divulgado el lunes, una inflación para el año pasado de 6,35%, recordó la agencia EFE.En 2015, Brasil cerró con una inflación de 10,67%, su mayor nivel en los últimos trece años, lo que ha llevado a la autoridad monetaria a implantar una estricta política monetaria con el fin de reducir los precios.En diciembre, al inflación fue de 0,3%, la menor para el último mes del año desde 2008; y, de acuerdo con el IBGE, el alza en el precio de los alimentos impidió una desaceleración mayor.Los alimentos, que tienen el mayor peso en el cálculo oficial de la inflación, registraron un avance de 8,62% en el año, casi tres puntos y medio porcentuales menos que en 2015, cuando la subida fue de 12%.El IPCA es calculado desde 1980 con familias que tienen ingresos entre uno y cuarenta salarios mínimos en diez regiones metropolitanas, el Distrito Federal de Brasilia y los municipios de Goiania y Campo Grande, capitales respectivamente de los estados de Goiás (centro) y Mato Grosso do Sul (occidente).A partir de este año el techo máximo para la inflación se reducirá en medio punto porcentual, hasta 6,0%, pero con el mismo centro de meta de 4,5%.En ese contexto, los analistas consultados por el Banco Central cada semana prevén una inflación para 2017 de 4,81%, más próxima del centro de la meta. (Télam)