Buscan cambiar el sistema de donación de sangre por uno 100% voluntario

El Ministerio de Salud informó hoy, en vísperas del Día Mundial del Donante de Sangre, que impulsa la transformación del sistema de donación de sangre actual “por un sistema superador” basado en 100% en donantes voluntarios y habituales, ya que si bien casi un millón y medio de argentinos dona sangre cada año, más de la mitad lo hace a pedido de amigos o familiares. Este sistema de donación llamado de reposición “es imperfecto y muy vulnerable”, indicó la cartera sanitaria, ya que ante situaciones como vacaciones o feriados prolongados, los bancos de sangre tienen dificultades para cubrir la demanda.
Para superarlas, la Dirección de Sangre y Hemoderivados del Ministerio impulsa la transformación del sistema de donación a uno basado en donantes voluntarios y habituales.“Es importante que los bancos de sangre desarrollen actividades en la vía pública y en empresas para que la gente se acerque a donar y no se continúe exclusivamente con el pedido de reposición. De otro modo, el donante se identifica con la reposición y se reserva para cuando algún familiar o conocido la requiera”, destacó Mabel Maschio, a cargo de la Dirección de Sangre y Hemoderivados.
En esta línea, la cartera sanitaria informó que hoy y mañana, de 10 a 16, habrá un móvil del Ministerio para poder hacer donaciones en la Facultad de Medicina de la UBA y el miércoles en el mismo horario en la Diagonal Norte y Libertad, ambos en la Ciudad de Buenos Aires.

Día Mundial del Donante.
El Día Mundial del Donante de Sangre se celebra el 14 de junio y tiene este año como lema “La sangre nos conecta a todos”.
El Ministerio explicó en un comunicado que en la Argentina las personas tienen el derecho de contar con la cantidad y tipo de sangre cuando lo requieren mientras que los bancos de sangre de los hospitales no pueden condicionar tratamientos o internaciones a la cantidad de donantes que aporte el paciente pero dependen de las donaciones voluntarias para tener sangre disponible.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 62 países donde el suministro nacional de sangre procede casi en su totalidad de donaciones voluntarias mientras que otros 40 siguen dependiendo de donaciones procedentes de familiares o incluso de donantes remunerados.
El objetivo de la OMS es que, de aquí a 2020, todos los países obtengan su suministro de sangre de donantes voluntarios no remunerados. (Télam)

Compartir