Butaló: concejala dijo que se compraron caños y nunca se realizó la obra

La concejala de Santa Rosa, Claudia Giorgis, denunció de manera pública que la gestión del ex intendente, Luis Larrañaga, compró caños por miles de pesos por una obra de depresión de napas en el barrio Butaló que nunca se realizó. “No vimos las famosas napas que cuestan tanta fortuna deprimir”, dijo.
Giorgis remitió un comunicado de prensa tras el cambio de cañería de cloacas en la avenida Perón para solucionar los desbordes en el barrio Butaló. “La actual gestión municipal realizó esta semana el cambio de un tramo de cañería de cloacas en la avenida Perón. Si somos responsables y pedimos disculpas a los vecinos por tanto padecimiento. Sin embargo no nos pasa desapercibido que hace 15 meses se compraron de urgencia 95 caños para realizar el recambio no sólo de ese tramo realizado esta semana sino desde la Acha hasta allí inclusive. Es decir todo el trayecto en cuestión”, sostuvo. Y agregó. “En dos días y medio, desde el miércoles hasta el viernes al mediodía, la gestión actual del municipio hizo parte de lo que ellos debieron hacer hace más de un año. Y se tuvo que realizar tras generarse grandes inconvenientes por los desbordes a los vecinos de la zona y molestia a la gran cantidad de automovilistas que transitan la zona. Lo triste de esta historia es que hubo que actuar en la emergencia esta semana siendo que hace 15 meses se compraron de urgencia 95 caños para reparar la Perón pero llamativamente la obra no se hizo y no sabemos donde están todos esos caños”, dijo.

Giorgis afirmó que “es sabido que el intendente siempre se preocupó y estamos afligidos por lo que estamos viviendo con las cloacas. Por esto nos preocupa que quienes compartieron altos cargos con la anterior gestión como Javier Schlegel, que fue el responsable de esto por lo cual sufren los vecinos, hoy salgan a denunciar que se contamina la laguna y que se intime a este municipio por tirar en forma voluntaria el líquido cloacal que hace años corre por la calle y termina en la boca de tormenta de Unanue y Perón entre otras. Es altamente llamativo que estas mismas personas que tiraron líquidos cloacales en patios y espacios públicos siendo que se había pagado el material para hacer la obra nueva hoy hablen con total impunidad. Comprobado el calle Las Jarillas entre otras. No vimos las famosas napas que cuestan fortuna deprimir: No solamente no vimos los caños nuevos ni el trabajo de urgencia para el cual se contrató sin licitación la compra de los mismos sino que además tampoco nos pasó desapercibido en la Perón que no se la vio a la napa en los tres metros y pico de profundidad en que se trabajó. No es un tema menor ya que por ejemplo en otra calle (la Chile) la anterior gestión gastó 775.000 pesos en deprimir napas. Es muy llamativo”.

Compartir