Millonaria inversión de Nación en el Campus de la UNLPam

El rector de la Universidad Nacional de La Pampa, Sergio Baudino, firmará mañana en Buenos Aires los convenios para reactivar la obra del campus universitario de la ruta 35 e infraestructura en General Pico. Los acuerdos se enmarcan en el Programa Nacional de Apoyo para el Desarrollo de la Infraestructura Universitaria y permitirán el llamado a licitación de las dos obras Subetapa A2 Centro Universitario Santa Rosa y Aulas Audiovisuales de General Pico. Oportunamente se solicitó autorización para la actualización presupuestaria en convenios que ascienden a 41.662.562,25 pesos y 7.943.144,49 pesos, respectivamente.
Cabe aclarar que el año pasado se declararon desiertas las licitaciones efectuadas de ambas obras.
La firma de los convenios se concretará mañana en Buenos Aires, en la sede de la Subsecretaría de Obras Públicas de la Nación.
La conocida como “subetapa A” corresponde a la primera etapa del proyecto general total de 24.000 metros cuadrados. Implica 4.000 metros cuadrados en dos plantas de los cuales ya se construyeron 2.000 metros cuadrados pero no se terminó con la obra. Con el convenio que Baudino firmará en Buenos Aires, se asegura ahora la financiación del final de esos trabajos y la realización de los otros 2.000. Allí funcionarán algunas aulas y laboratorios.
Obra demorada.
El campus universitario es un viejo proyecto de la UNLPam, que ya va a cumplir una década.
La construcción comenzó en 2007, pero dos años después se tuvo que frenar la obra. Hubo desde entonces otros intentos por continuarla e incluso gestiones encaradas por el propio Baudino ya en funciones como rector desde 2010.
De hecho, en 2013, cuando se intentó retomar los trabajos, Nación asignó 8 millones de pesos para la “subetapa A”. Y en 2014 Baudino consiguió que jefatura de Gabinete autorizara otro desembolso.
Para completar la subetapa A, hace algunos meses se hizo una licitación que finalmente quedó desierta porque la mejor oferta fue superior al presupuesto estipulado. Por eso, el convenio que firmará ahora Baudino implica que al licitar se lo haga “sin precio tope” y evitar cualquier otro freno.
Otra diferencia con el anterior convenio: a la obra de los primeros 2.000 metros cuadrados los pagó directamente la Universidad con fondos girados por Nación; esta vez en cambio, la UNLPam firmará la financiación con la Corporación Andina de Fomento, por lo que la alta casa de estudios local se encargará de todo -licitación, seguimiento, evaluación, etc- menos del pago, que pasará directamente de la CAF a la empresa adjudicataria.