¿Más problemas con las napas en el Barrio Fitte?

Un caño de agua de red subterráneo y de grandes dimensiones se rompió y el agua comenzó a emerger en grandes cantidades produciendo rajaduras considerables sobre la cinta asfáltica.
Los problemas en las calles de Santa Rosa son muy conocidos. Diariamente vecinos de diversos barrios dan a conocer las malas condiciones en las que se encuentran caminos, calles y advierten también la existencia de caños rotos y desbordes cloacales que emergen hacia la superficie. Acompañado de estos hechos, se suman los recurrentes mensajes donde manifiestan su descontento por la falta de respuestas ante los reclamos.
Ayer, por cuestiones desconocidas, un caño de agua de red subterráneo y de grandes dimensiones se rompió y el agua comenzó a emerger en grandes cantidades. Más tarde, personal del municipio acudió al lugar y trabajó con máquinas de gran porte para solucionar el inconveniente.
Todo ocurrió durante la tarde de ayer, en una de las esquinas de la calle José Ingenieros y Bolivia, en pleno Barrio Fitte y a metros de la Seccional Tercera. Algunos vecinos salieron a la calle para contemplar el suceso y hubo una cuota de enojo hacia la falta de acción luego de que una camioneta del Ente Municipal de Higiene y Salubridad Pública (Emhsu) abandonara el lugar tras colocar tres conos -para señalizar- a escasos metros de donde se estaba comenzando a partir el asfalto. Finalmente la acción del municipio llegó una vez que arribó personal con palas, elementos para arreglar tuberías y con una retroexcavadora.
Un vecino dialogó con un equipo periodístico de LA ARENA y dijo que todo ocurrió “de un momento a otro” ya que pocos minutos antes de que advirtiera cómo emergía el agua sobre el asfalto “todo parecía estar normal, como siempre”.
Por otra parte los vecinos aseguraron no haber visto “algo igual” en ese sector de barrio Fitte, aunque a escasas cuadras se encuentra la calle Chile donde la problemática por roturas de caños y cloacas es histórica.

Río.
Una vez que el agua emergió, comenzó a correr por la cinta asfáltica en varios puntos donde se registró la rotura, a tal punto que se formó un río que transitaba en pendiente natural hacia el sur por calle Bolivia y en la intersección con Juan XXIII los líquidos continuaban fluyendo hasta avenida Ameghino.

Arreglos.
Aproximadamente a las 18 arribaron los obreros en una camioneta repleta de elementos para arreglar tuberías, palas y con una máquina retroexcavadora comenzaron a excavar el asfalto para encontrar dónde se había originado el problema. Posteriormente llevaron a cabo las tareas de refacción en el sector comprometido.
Una vez terminadas las labores, los operarios “taparon” el pozo con los mismos escombros y barro. Aunque hayan dejado el sector señalizado, puede originar que se caiga alguna persona o incluso un vehículo.
En tanto, un cráter inmenso producto de un desmoronamiento ocurrido en calle Bolivia al 1069 continúa abierto y, a pesar de que está señalizado, es un peligro inminente para quienes circulan por dicha arteria. El pozo de enormes dimensiones se produjo porque cedió la napa freática y produjo una rotura en la red distribuidora de agua potable.